Se abre la primera fiscalía Rural y Ambiental del país

Tráfico. La región de la Mesopotamia es una de las más afectadas por el tráfico de especies silvestres.

Será en Corrientes. Estará especializada en casos de maltrato animal y tráfico ilegal de especies. El Consejo de la Magistratura de esa provincia abrió el concurso.

La preocupación por el ambiente y el respeto hacia los animales lentamente ha comenzado a dar sus frutos y reflejarse en acciones concretas dentro del ámbito del Poder Judicial argentino.

Al anteproyecto del Código Penal que, una vez aprobado, permitirá incorporar delitos hasta ahora no tificados, se conoció que la provincia de Corrientes tendrá su primera fiscalía Rural y Ambiental del país, especializada en casos de maltrato animal y tráfico ilegal de especies, entre otros delitos contra la fauna y el medio ambiente. La creación de esta fiscalía es muy importante porque sirve de estímulo para que otras provincias hagan lo propio, y es de gran significancia para la región mesopotámica, donde el tráfico de especies silvestres es muy común.

La convocatoria al concurso -para la ciudad de Mercedes- se abrió este lunes y se extenderá hasta el próximo día 23. Los fiscales deberán realizar una capacitación anual sobre temas relacionados con los delitos rurales y contactarse en forma directa con las víctimas de los hechos delictivos, manteniéndolas informadas del avance de las investigaciones.

La creación de estas unidades especializadas en Corrientes no es nueva. La ley fue sancionada hace ocho años y preveía la puesta en marcha de 10 unidades Fiscales Rurales Ambientales y una coordinadora general. La de Mercedes será la primera.

Avances en marcha
De aprobarse el nuevo Código Penal, la contaminación con residuos no peligrosos será delito cuyas penas irán desde tres a ocho años de cárcel y se agravará por diferentes motivos.

También, prescribe un máximo de 30 años de prisión cuando la contaminación produjere muerte o lesiones gravísimas a una o más personas.

En lo que se refiere al maltrato y los actos de crueldad hacia los animales, que hoy están penados de acuerdo con la ley 14346 o “ley Benítez”, de 1954, se aumenta la pena máxima a dos años de prisión.

Tomar conciencia
En Córdoba, la búsqueda de la toma de conciencia sobre los derechos de los animales y el ambiente se tradujo el año pasado en el primer congreso sobre el tema, que tendrá hoy su segunda edición. Como no podía ser de otra manera, este año se debatirán en el Congreso las figuras penales que podrán ser incorporadas.

Se espera que diserten sobe el tema los abogados Elena Casado, Juan Ignacio Serra, Helga Gaysert y Andrea Heredia de Olazábal, además del especialista norteamericano Steven M. Wise.

El congreso comienza hoy a las 15 en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba, y continúa el viernes 16 en la sede del Colegio de Abogados.

 

Artículos destacados