Revocan una millonaria multa impuesta a Twitter

La decisión fue adoptada en el marco de la causa de la modelo Victoria Vanucci. La compañía logró demostrar que no podía recuperar todos los tuits solicitados de manera automática 

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal revocó una multa que se impuso a la red social Twitter por no resguardar de manera total tuits que aludían a la modelo Victoria Vannucci.

La compañía de Internet logró probar que no puede preservar ni recuperar todos los mensajes de manera automática y alegó desconocer «fehacientemente» si los tuits alguna vez existieron.

La empresa tenía que pagar $1.750.000 como multa por día de retraso por haber cumplido de manera parcial una medida de prueba anticipada dispuesta en el caso.

Debía resguardar 196 tweets que forman parte de la demanda por su presunto contenido ofensivo. La red social sólo pudo localizar y preservar 118 y los restantes 78 no pudieron ser identificados en su plataforma.

Al apelar la multa impuesta, los responsables de la empresa estadounidense insistieron en que no puede resguardar todos los mensajes circulantes en la plataforma con la sola provisión de «palabras claves».

Sin embargo, logró cumplir la orden de manera parcial, mediante una compulsa de los tuits adjuntados como prueba documental e identificó las URLs de 118 comentarios.

«La postura asumida por la demandada a lo largo de todas sus presentaciones impresiona como razonable, en cuanto a los obstáculos para la localización de aquellos contenidos, los que pudieron ser removidos de la plataforma por el administrada, y no encontrarse disponibles a la fecha en que se intentó su conservación», argumentaron los jueces Alfredo Gusman y Eduardo Gottardi.

Si bien no pudo determinarse la causa por la cual aquellos tuits no pudieron identificarse -ya sea por la baja de la cuenta de quien lo redactó, denuncia y eliminación de contenido o supresión voluntaria del autor, entre otras- el “dinamismo” que caracteriza el funcionamiento de una red social y el tiempo transcurrido entre la fecha en que se adjuntaron los tuits a la causa, la de requerimiento de prueba anticipada y aquella en la que se notificó otorgaban, para los jueces, suficiente sustento fáctico a la posición de Twitter en lo relativo a la imposibilidad de identificar y resguardar aquellos contenidos. 

Afirmaron que la actuación de la demandada en el caso, luego del dictado de la medida de prueba anticipada, fue “diligente” y por tal motivo, privaba de fundamento a las sanciones conminatorias.

Al apelar la multa, los responsables de la red social las tildaron de «confiscatorias» por su «exorbitancia». También aludieron a una supuesta violación de su derecho a defensa, al pretender obligarlos a realizar una medida de cumplimiento “imposible”.

Vannucci lleva adelante una acción preventiva de daños y había pedido preservar los mensajes con los vocablos «V. v.», «V.», «v. y similares, y montajes fotográficos con insultos hacia su persona.

Twitter sostuvo que la plataforma que opera no está diseñada para preservar los mensajes sólo basados en algunas palabras claves, por lo que sostuvo que resultaba imposible buscar y almacenar cada mención de esas palabras en una base de monitoreo continuo.

También, hizo saber que no serían recuperables los tuits que hubiesen borrado los usuarios por su propia voluntad en el tiempo transcurrido desde la publicación hasta el momento del requerimiento.

 

Artículos destacados