Reiteran carácter excepcional de la prisión preventiva

En esta instancia, la Sala I de la Cámara Federal porteña -integrada por los jueces Eduardo Freiler y Eduardo Farah- reiteró el carácter excepcional que implica el dictado de la prisión preventiva, al otorgar la exención de prisión a una mujer imputada por los delitos de falsificación de documento público y asociación ilícita, pese a que había estado en rebeldía.
Así lo reafirmaron los camaristas Freiler y Farah al sostener que debe descartarse toda restricción de la libertad del imputado durante el proceso que no contemple como fundamento la existencia de riesgos procesales concretos, como lo son el peligro de fuga o el entorpecimiento de las investigaciones en la etapa de instrucción de las causas.

Caución

En su resolución, firmada el último día hábil previo a la feria judicial de la provincia de Buenos Aires, los magistrados enfatizaron que la Constitución Nacional “consagra -categóricamente- el derecho a la libertad física y ambulatoria”.
En esa línea, recordaron que la Carta Magna “impone el deber de considerar y tratar a todo individuo como inocente hasta que en un juicio, respetuoso del debido proceso, se demuestre lo contrario mediante una sentencia firme”.

Neutralizado

Como la mujer acusada había estado en rebeldía (no se había presentado ante la Justicia), a su turno, el juez Claudio Bonadío se opuso a concederle la exención de prisión.
En tanto, los camaristas revocaron su decisión, ordenando al magistrado de primera instancia que fijara el tipo de caución que deberá afrontar la imputada para seguir en libertad.
Si bien consignaron que la incoada había sido declarada en rebeldía el 14 de setiembre de 2007, los jueces valoraron que no existían elementos que permitieron sospechar que el peligro de fuga que significó su inconducta procesal “no pueda ser neutralizado por alguna caución”.

Artículos destacados