Redujeron intereses que intentaba cobrar una tarjeta

Naranja alegó que las cláusulas no eran abusivas y que son las mismas que se aplican en el mercado comercial y financiero. La Alzada avaló al juez de grado y recordó que les corresponde a los tribunales establecer la compatibilidad entre los réditos y el orden moral.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Artículos destacados