Reconocieron al ladrón que baleó a la mujer embarazada

Con el testimonio de las víctimas comenzó ayer el juicio que tiene como único imputado a Carlos Ezequiel Salas, acusado de ser quien disparó a Eliana Elizabeth Pérez cuando ésta -embarazada de siete meses- se encontraba con su esposo en un puesto de choripán en barrio José Ignacio Díaz, 2ª Sección.
La primera audiencia del debate oral, que se sustancia en la Cámara 6 ª del Crimen de la ciudad de Córdoba, sirvió para que los damnificados identificaran con contundencia a Salas, imputado como autor de robo calificado agravado por el uso de armas de fuego.

En primer término el acusado fue identificado por Eliana Pérez, quien reconoció “sin dudas” al acusado y reiteró que lo perdonaba por lo ocurrido aquella madrugada del 9 de marzo de 2008, en la que su hijo por nacer salvó la vida de milagro.
Con la misma contundencia, el marido de Eliana, Maximiliano Barrios, identificó a Salas y, al igual que su esposa, dijo que no podía asegurar si el disparo que ingresó al vientre de su mujer e impactó en el brazo del feto fue accidental o dirigido.

Carátula

Con la declaración de la pareja se hará difícil la posibilidad de cambiar la carátula del crimen por una más gravosa -tentativa de homicidio- como pretendía antes del inicio del debate el fiscal Marcelo Altamirano. Ocurre que, a la hora de declarar, las víctimas fueron coincidentes en señalar que escucharon el disparo que impactó en Eliana, pero no vieron si el delincuente lo apuntó a Barrios, si quiso lastimar a su esposa o si simplemente se le escapó el tiro.
De cualquier manera, en la audiencia también quedó claro que las víctimas nunca se resistieron y que los ladrones apuntaron a la cabeza de Barrios y le pidieron las llaves de la moto a pesar de que la mujer les suplicaba que no lo mataran porque ya habían asesinado a su bebé.
El juicio continuará hoy con la declaración de tres testigos propuestos por la Fiscalía: la dueña del puesto de choripanes, la empleada del lugar y el policía que estuvo comisionado donde ocurrió el asalto. De no mediar inconvenientes, los alegatos podrían escucharse entre el miércoles y el jueves próximo y el tribunal -integrado por Daniel Ottonello, Julio Guerrero Marín y Alberto Crucella y los jueces escabinos- podrán pasar a dictar sentencia.

Artículos destacados