Quieren un fuero nacional para violencia de género

La intención es que las personas que hagan denuncias reciban atención y asesoramiento en un mismo espacio físico, con funcionarios especializados en la materia.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

En el marco del Plan Justicia 2020, a raíz del alto índice de femicidios en el país, la Subsecretaría de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia de la Nación propone que se implemente un Modelo de Atención Integral (MAI), un fuero y operadores judiciales especializados en la materia.

La subsecretaria de aquella repartición, María Fernanda Rodríguez, detalló que la iniciativa se presenta porque pese a los esfuerzos de los operadores del sistema, el modelo actual de gestión judicial no brinda respuestas eficientes, ya que siguen siendo elevados los índices de femicidios en contextos de violencia doméstica.

Según detalló, con la propuesta se busca que el Poder Judicial le brinde a la mujer afectada una atención interdisciplinaria y que al momento de hacer la denuncia la víctima reciba contención de distintas áreas en un mismo espacio físico.

BNA covid hay que cuidarse

En el marco del Plan Justicia 2020, la línea de trabajo en la materia es establecer un fuero unificado Civil y Penal, que incluirá las respectivas leyes procesales y su gestión, así como la dinámica que les permitirá a los funcionarios -fiscales, defensores y jueces- optimizar sus tareas.

En cuanto a la infraestructura edilicia, la idea es que el nuevo fuero funcione en un mismo edificio y que cada provincia decida cómo organizar su sistema judicial en este sentido.
Al respecto, Rodríguez precisó que en Jujuy se están presentando a concursos jueces con un perfil especiaizado en causas de violencia familiar y que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se empezaría de cero, luego del traspaso de las competencias penales.

Un punto importante relativo a la protección de la víctima es la adquisición de nuevos dispositivos duales, tecnología de origen israelí que es más eficientes que el botón antipánico para reforzar la efectividad del cumplimiento de las medidas cautelares de restricción de contacto.

Se trata de un brazalete o tobillera para el agresor y otro para la víctima, con una batería de litio que dura seis meses. Es georreferenciado y le avisará a la damnificada que su agresor está a 500 metros para que tenga tiempo de tomar medidas de protección. De esta manera, hace más eficiente el recurso policial porque avisa al móvil más cercano. Además, tiene la ventaja de que las víctimas podrán desplazarse con seguridad.

Para los nuevos funcionarios del Ministerio de Justicia, es necesario que los jueces sean expertos en la materia y que aborden la problemática con una visión “no fragmentada”, den respuestas únicas para los casos de violencia de género y tengan en cuenta el sistema de protección de la víctima.

Nuevas tecnologías
Para paliar la problemática 

A mediados de mayo, el Gobierno de Córdoba anunció que se analizarán las posibilidades jurídicas para implementar un sistema tecnológico más efectivo que el botón antipánico para prevenir ataques contra víctimas de violencia de género.

Se trata de un dispositivo dual que, con el formato de pulseras, se coloca tanto en víctimas como en presuntos agresores, que se activa ante la cercanía de las partes.

El sistema se aplica en España desde hace varios años y se considera más efectivo que el botón antipánico, ya que le da más tiempo a la víctima para anoticiar las fuerzas de seguridad cuando considera que está en peligro.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Artículos destacados