¿Qué ocurre en otros países con el matrimonio entre personas del mismo sexo?

El casamiento entre homosexuales está vigente en Países Bajos, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia y Portugal.

Pionero en el tema, Países Bajos en 2001 fue el primer estado en reconocer el derecho a casarse a personas del mismo sexo, tras un pedido del gobierno a una comisión parlamentaria en 1995 para evaluar esa posiblidad.

Por su parte, Bélgica permite el casamiento entre homosexuales desde el 30 de enero de 2003 mientras que en España ese derecho está reconocido desde el 3 de julio de 2005, allí la ley contó con la oposición de la Iglesia Católica y el Partido Popular.

En Canadá, la ley de matrimonio homosexual está vigente desde el 20 de julio de 2005, cuando en el país desde 2003 diversas provincias ya contaban con legislación sobre el tema.

En Sudáfrica, en noviembre de 2006,  se aprobó la ley que habilitó el casamiento entre personas del mismo sexo, tras una sentencia del Tribunal Constitucional que consideró como injustificable la discriminación basada en la orientación sexual y otorgó el plazo de un año al gobierno para modificar la legislación y permitir el matrimonio homosexual.

Por su parte, los ciudadanos noruegos del mismo sexo pueden contraer matrimonio desde el primer día de enero de 2009. En Suecia, el casamiento entre personas del mismo sexo está vigente desde mayo del año pasado y en Portugal, fue permitido a partir del 8 de enero de 2010.

En el continente americano, en Estados Unidos, a nivel federal se aprobó en 1996 la Ley para la Defensa del Matrimonio en la que se define el matrimonio como la unión de un hombre con una mujer. Sin embargo, el casamiento homosexual es reconocido por cinco Estados y Washington DC.

En México, el 21 de diciembre de 2009 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, incluyendo el derecho a la adopción, a partir de una iniciativa impulsada por partidos de izquierda.

Por su parte, en Colombia, una ley sancionada en 1990 garantizó derechos patrimoniales a las parejas homosexuales, cuando la Corte de ese país reconocía exclusivamente los derechos de las parejas heterosexuales. En octubre de 2007, la Corte reconoció una sentencia sobre afiliación a la salud y se inició un debate que estudia el Congreso de la República sobre los derechos de personas homosexuales.

Artículos destacados