Procesaron a siete personas por explosiones en la UNRC

El juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, procesó ayer por estrago culposo agravado a siete de los imputados en la causa por las explosiones en la planta piloto de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), ocurridas el 5 de diciembre del 2007, en las que murieron cinco docentes y un alumno.
En la misma resolución, el magistrado dictó la falta de mérito al ex decano de la Facultad de Ingeniería, Diego Moitre, quien estaba de licencia cuando ocurrió la tragedia y -a su vez- desestimó la acción penal contra Miguel Mattea, director de la investigación fallecido en las explosiones.
En la misma resolución, el juez ratificó el procesamiento del ex vicedecano de Ingeniería, Carlos Bortis, del ex secretario de Coordinación Técnica, José Luis Pincini, del secretario técnico de Ingeniería, Sergio Antonelli, de la directora del Departamento de Ingeniería Química, Miriam Ferrari, y su vice, Edith Ducrós. A todos ellos se los procesó como coautores de estrago culposo agravado por muerte de personas y les trabó un embargo por un monto de 10 mil pesos.

En relación con los operarios de la firma De Smet, que había solicitado la experimentación con hexano y proporcionó el combustible, Ochoa resolvió también mantener las imputaciones contra Javier Boretti y Aníbal Demarco, ambos acusados como coautores de estrago culposo agravado por muerte de personas. Cabe aclarar que las imputaciones no incluyeron al rector de la UNRC, Oscar Spada, ni al resto de la cúpula universitaria.
Según explicó el secretario en lo penal Martín Zemma, el dictamen del juez se produce cuando la instrucción está casi concluída, aunque la elevación a juicio de la causa demorará varios meses debido a las apelaciones que seguramente realizaran los abogados de los acusados ante la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba.

Qué ocurrió

El fatal accidente ocurrió en la Facultad de Ingeniería de la UNRC el 5 de diciembre de 2007, al derramarse una pequeña cantidad de hexano, un solvente con altamente inflamable, que al explotar causó una reacción en cadena.
Por el hecho murió el estudiante Juan Andrés Politano, de 22 años, y los docentes Liliana Giacomelli y Carlos Ravera, quienes fallecieron en forma instantánea. Las otras personas -Damián Cardarelli, Gladys Baralla y Miguel Mattea- perdieron la vida durante la semanas siguientes por las intensas heridas y quemaduras que sufrieron durante el siniestro.
Las pericias realizadas tras la tragedia arrojaron que en la Planta Piloto había al menos 15 toneles de 200 litros de hexano, de los cuales explotaron cinco y elevaron la temperatura a 200 grados.

CLAVES

Los siete procesados enfrentan una acusación que prevé una pena de entre un mes y seis años de prisión.

El juez Ochoa desestimó la acción penal respecto de Miguel Mattea atento a su fallecimiento, a la vez que dictó la falta de mérito para el ex decano Diego Moitre.

En las explosiones ocurridas el 5 de diciembre de 2007 fallecieron seis personas.

Artículos destacados