Procesan a suboficial de Gendarmería por el delito de defraudación

Estaba a cargo de la venta de órdenes de la obra social del Ejército en Jesús María y no cumplió con la obligación de depositar lo recaudado en ese cometido.

Al no cumplir con su obligación de depositar la recaudación de venta de órdenes del Instituto Obra Social del Ejército (IOSE), el Juzgado Federal Nº 2 de Córdoba procesó a un suboficial de Gendarmería  por considerarlo autor penalmente responsable del delito de defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública y, aunque el causante hizo pago parcial de la deuda contraída, el tribunal recordó “la alegada intención de restituir el dinero es irrelevante a los fines del delito, pues éste ha quedado consumado con el perjuicio patrimonial, es decir, cuando al vencimiento del mandato, el dinero no fue restituido a los mandatarios”.

El juez Alejandro Sánchez Freytes señaló que “habiendo retenido Flores” el dinero y no haberlo depositado, “resulta evidente que el encartado ocasionó un menoscabo patrimonial pecuniariamente perjudicial al IOSE, todo lo que se tradujo en un lucro indebido personal”, se resumió al referirse al imputado Hugo Ramón Flores, quien en 2006 fue delegado voluntario del centro de venta de chequeras de Jesús María, dependiente del IOSE.

El fallo dijo que en el caso “se dan todos los elementos que requiere el tipo penal”, habiendo quedado demostrado que Flores tenía a su cargo el manejo de intereses pecuniarios ajenos, al cobrar dinero de los afiliados al IOSE, “debiendo todos los meses depositarlo”.

Paralelamente, el fallo tuvo por comprobado “no sólo los oficios dirigidos al IOSE, remitidos y confeccionados por el propio imputado, de los que se desprende que el encartado asume la deuda contraída con el Instituto y propone pagarla en cuotas, sino también el pago efectivamente realizado que efectuó el causante a los fines de cancelar parcialmente su deuda”.

Artículos destacados