Por dádivas, Juez denunció a Mestre, Cossar y Ostanelli

Presentación. Cerca de las 9, el senador Luis Juez se presentó en los Tribunales Federales / Foto: gentileza Comunidad Cispren

Es por el viaje del intendente de Córdoba y otros funcionarios a la fiesta de Ersa en Corrientes. El viceintendente admitió que viajaron con los gastos pagos, la Municipalidad negó irregularidades.

El senador nacional Luis Juez presentó ayer en la Justicia Federal la denuncia contra el intendente Ramón Mestre, el vice Marcelo Cossar y el secretario privado Juan Pablo Ostanelli, por supuestas dádivas de la empresa Ersa, concesionaria de servicios municipales de transporte.

Para formular la presentación , Juez se basó en el programa ADN, de Canal 10, en el que Cossar admitió que había sido invitado con los gastos pagos -junto al intendente, el secretario privado, y sus respectivas esposas- a una fiesta de Ersa en Corrientes.

«Estos pibes confunden todo -dijo Juez al llegar a Tribunales-. ERSA no existía como proveedora de la Municipalidad antes de que ellos llegaran a la función pública. Mestre tiene que controlar a Ersa, que tiene la mitad de la recolección de residuos y un tercio del transporte y termina aceptando por parte de esta empresa que le pague un viaje privado y la figura penal se llama dádiva».

Y agregó: “Las coimas y las dádivas son malas en Ricardo Jaime y en Ramón Mestre. No es la primera vez que venimos señalando que este puñado de pibes confunden lo público con lo privado».

El delito de dádivas está tipificado en el Código Penal en el artículo 259 y reprime con penas excarcelables su comisión pero también establece inhabilitaciones para ejercer cargos públicos para los responsables. Para Juez, Mestre, Cossar y Ostanelli “admitieron dádivas que les fueron dadas en atención a su calidad funcional mientras estaban en ejercicio del cargo”.

El ex intendente hizo la presentación en la justicia Federal para que la causa se acumule con una anterior en la que ya había denunciado a la gestión Mestre por supuesta asignación ilegal de subsidios nacionales al transporte. Los acusa de desviar casi ocho millones de pesos que eran para la empresa de trolebuses y que eran cobrados por la empresa ERSA. El senador cree que corresponde que las dos investigaciones tienen puntos en común y debe actuar el mismo fiscal.

A disposición
Tras la denuncia, la Municipalidad de Córdoba se puso a disposición del fiscal federal, Gustavo Vidal Lazcano, por medio de su asesor letrado Marcelo Rodríguez Aranciva.

«Nos presentamos ante una supuesta denuncia, con lo cual desconocemos si existe una supuesta denuncia y sus alcances, pero conforme a los contenidos de prensa que se hacen nosotros nos pusimos a disposición del fiscal para lo que el estime que pueda ser de utilidad que esta Municipalidad colabore», indicó.

El funcionario se excusó de pronunciarse y dar precisiones sobre la denuncia en contra de las tres autoridades aduciendo que aún desconoce su contenido.

Como se sabe, la semana pasada la Municipalidad de Córdoba difundió un comunicado en el que aseguraba que el viaje se había hecho en el avión de Astori por una “compensación entre los pilotos” y que Mestre había pagado la factura del hotel. Pese a todo, desde que estalló la crisis ni Mestre ni los otros denunciados explicó lo ocurrido.

Artículos destacados