Para el TOF1, Menéndez ya cumplió su primera condena a perpetua

Juicio histórico. La causa “Brandalisis” fue la primera en llegar a juicio oral y llevar al banquillo de los acusados a los máximos represores de la última dictadura cívico-militar.

El tribunal que le aplicó la primera condena también es el que le concedió el beneficio a partir de la aplicación de la ley “del dos por uno”. La decisión fue casada por la querella. De primar el criterio, las próximas condenas que reciba el ex jefe del Tercer Cuerpo podrán ser sólo “simbólicas”.

El represor Luciano Benjamín Menéndez ya cumplió su primera condena a prisión perpetua. Se trata de aquella que recibió de la Justicia federal de Córdoab en el año 2008, al culminar el primer juicio que se sustanció por los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la última dictadura cívico-militar.

Pasaron sólo seis años desde aquella histórica sentencia por la causa “Brandalisis” dictada por el Tribunal Oral Federal Nº1 (TOF1) de Córdoba en julio de 2008. Sin embargo, a Menéndez -como a otros represores- le cabe el beneficio de la ya derogada ley 24390, conocida como “del dos por uno”, que fue sancionada en 1994 y permitía, a partir del segundo año de detención, computar dobles los días que pasa un acusado sin tener sentencia firme.

Con la firma del juez
La información fue confirmada a Comercio y Justicia por el propio presidente del TOF1 que juzgó a Menéndez. Según explicó Jaime Díaz Gavier, el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército fue beneficiado “por la ley penal más benigna intermedia”, y por ese motivo ya cumplió los 20 años que le permiten -sólo en “Brandalisis”- obtener la libertad condicional.

El cómputo de la pena que hizo el TOF1 fue cuestionado por la querella, la cual recurrió en queja a la Cámara Nacional de Casación Penal. Según indicó a este medio el abogado patrocinante Claudio Orosz, “no corresponde que Menéndez se beneficie con el ‘dos por uno”; eso precisamente será motivo de análisis en una próxima audiencia -cuya fecha aún no fue fijada- por el tribunal de alzada.

¿Penas simbólicas?
Aun en caso de que Casación confirmare el criterio del TOF1, Menéndez seguirá siendo juzgado como lo viene siendo hasta ahora, pero en muchos casos las perpetuas que probablemente reciba serán meramente “simbólicas”. Esto podrá ocurrir, por ejemplo, en el juicio que desde hace un año se sustancia en Córdoba en la denominada “Megacausa La Perla”. Sin rodeos, Díaz Gavier admitió a este diario que “de ser condenado en la megacausa de La Perla, Menéndez seguramente ya tendrá cumplido el máximo de años previstos por las leyes de nuestro país”.

Doce años detenido
Tras la reanudación de la democracia, el ex general de división cumplió detención entre 1985 y 1989, año cuando quedó en libertad beneficiado por el indulto presidencial de Carlos Menem y las leyes de impunidad y obediencia debida. Con la caída de estas leyes se reactivaron las causas, y en 2003, a pedido de la fiscal de Instrucción Graciela López de Filoñuk y por orden la entonces jueza federal Cristina Garzón de Lascano, el represor volvió a quedar privado de su libertad. Si bien alternó entre detenciones en establecimientos castrenses, arrestos domiciliarios y en el complejo de Bouwer, lo cierto es que desde entonces acumula 11 años de prisión, que se computan como 20 por el mencionado beneficio.

Pese a tal situación, Menéndez no recuperará la libertad -al menos en breve lapso- debido a que lleva recibidas varias condenas a perpetua, tanto por la Justicia de Córdoba como por la de otras provincias. No obstante, una vez que esas condenas queden firmes -es probable que su defensa deje de apelarlas- podrá solicitar su unificación con las ya recibidas, aun las completadas, como “Brandalisis”. En esa instancia sí podrá aspirar a recuperar la libertad.

“Veremos qué dice Casación, luego la Corte y, si es necesario, la Comisión y luego la Corte Iteramericana”, apuntó el propio Orosz, consciente de las complicaciones que trae aparejado el criterio de la ley penal más benigna.

Hasta el momento, una medida ya derogada puede beneficiar a los represores.

Acosta también

En similar situación se encuentra Jorge Exequiel Acosta, condenado a 22 años de prisión en “Brandalisis”. Por corresponderle el mismo beneficio, el TOF1 le otorgó la libertad condicional. Sin embargo, permanecerá detenido debido a que la Justicia de Catamarca lo condenó a perpetua por la causa “Masacre de Capilla del Rosario”.

Artículos destacados