Ordenan ejecutar la sanción porque no se probó vicio o error en el trámite de la multa

La Cámara 2ª Civil, Comercial y Contencioso-administrativa de Río Cuarto concluyó que era el demandado quien debía demostrar cuál era la irregularidad aducida como defensa para impugnar
la demanda

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Artículos destacados