Nudo propietario no está legitimado para desalojar

Tras determinar que los testimonios de los parientes directos del accionante no resultaron idóneos para acreditar la calidad de locador invocada, al tiempo que el demandante solamente revestía la calidad de nudo propietario -sin derecho al uso y goce de la propiedad-, el juez Fernando Rubiolo (8ª Nominación en lo Civil y Comercial de Córdoba) desestimó la demanda de desalojo intentada por considerar que aquél no se encuentra legitimado para reclamar la restitución del bien.
En la causa “Winter, Claudio Alejandro c/ Winter, Alberto Daniel – desalojo por falta de pago”, promovido por el nudo propietario de la finca objeto de la acción, se invocó la existencia de un contrato de locación “verbal” que fue “extraviado”, y se procuró probar tal circunstancia con las respectivas declaraciones del “padre, madre y hermanos de ambas partes”, aclarando que no se encontrarían incursos en la prohibición de atestiguar prevista en el artículo 309 del Código de Procedimiento Civil y Comercial (CPCC), por cuanto -dijo el accionante- “han sido testigos instrumentales del acto jurídico y por ende (..) se intenta probar con su declaración la relación locativa entre las partes”.

El magistrado desestimó la demanda al establecer que “la legitimación para reclamar el desalojo se confiere a todo aquel que invoque un título del cual deriva un derecho de usar y gozar del inmueble, si su título no conlleva esta facultad de uso y goce –tal el caso del nudo propietario- carece de legitimación sustancial activa para exigir la restitución del mismo y, por ende, la demanda debe ser rechazada”.

Artículos destacados