“Nieto y Sosa eran los jefes de una asociación ilícita”

Audiencia. La Sala A de la Cámara Federal de Córdoba escuchó los alegatos del fiscal Alberto Lozada.

El fiscal General Alberto Lozada pidió que se confirme el procesamiento contra los ex jefes de Lucha contra el Narcotráfico. La semana próxima resolverá el Máximo Tribunal federal.

En consonancia con lo ya investigado por el fiscal de instrucción Enrique Senestrari, el fiscal General Alberto Lozada calificó ayer a los ex jefes de Lucha Contra el Narcotráfico, Rafael Sosa y Mario Nieto, como los “jefes de la asociación ilícita” en la denominada causa del narcoescándalo.

La afirmación del jefe de fiscales fue vertida ante la Sala A de la Cámara Federal de Córdoba durante la audiencia de apelación a los sobreseimientos y procesamientos dictados oportunamente por el juez federal Ricardo Bustos Fierro.

Durante su argumentación, Lozada señaló que desde 2010 hasta agosto de 2013 agentes de la Policía de la Provincia de Córdoba conformaron “una asociación organizada con la finalidad de cometer delitos relacionados con el narcotráfico, para lo cual utilizaron a un agente encubierto o provocador que no pertenecía la fuerza policial”.

Mientras defendió el procesamiento dictado contra Nieto y Sosa, Lozada pidió que se revoque la falta de mérito dictada en favor del agente Mario Osorio y se lo procese como coautor de asociación ilícita. Es que, según opinó, está acreditado que Osorio conocía al agente encubierto Juan Viarnes.

Respecto al policía Cristian Ingas, sostuvo que éste tenía conocimiento de la presencia de Viarnes en las investigaciones por lo que solicitó que se revoque la falta de mérito y se lo impute también por el delito de la asociación ilícita.

Con relación a la agente Analía Belén Sosa, consideró que no se puede probar que haya participado en reuniones ni actuado en allanamientos con el resto de los policías imputados por lo que desistió de la apelación a la falta de mérito por asociación ilícita.

El daño colateral
Lozada aprovechó un tramo de su alegato para recordar el daño que trajo y aún traerán a la justicia federal los procedimientos oportunamente realizados por los policías que hoy están imputados.

En ese sentido, indicó que los procedimientos realizados por estos policías con órdenes judiciales -pero con ilegitimidad de origen- sufren graves irregularidades por la participación de Viarnes como agente encubierto o provocador y las detenciones derivadas de éstos deben considerarse hoy privaciones ilegítimas de la libertad.

“Estas causas están hoy en trámite en la justicia federal, lo cual permite establecer en un futuro que se van a producir nulidades, con grave perjuicio por haber actuado ilegalmente, con personas que estuvieron detenidas irregularmente y personas que si estaban en la actividad del narcotráfico van a terminar absueltos por estas irregularidades.”

Tras los alegatos de Lozada, el abogado Justiniano Martínez, defensor de Nieto y Osorio, expresó que este último trabajaba en la brigada del fallecido policía Juan Alós y que no lo hacía con Viarnes, por lo que no integraba la asociación ilícita.

El Tribunal pasó a cuarto intermedio para resolver hasta el próximo martes.

Artículos destacados