Niegan a taxista el pago de supuestas horas extras

La Sala Laboral del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Córdoba anuló la condena de abonar el rubro horas extras a un chofer de taxi, al no existir medios directos que hayan acreditado que el trabajador del volante las haya cumplido ni que hubieran sido autorizadas por su empleador.

En el caso, Irma Roxana Zulma Leoni de Boni, Jorge Boni y Julio Gómez acudieron a la instancia extraordinaria en mérito de que, en su oportunidad, la Sala 6ª los condenó a abonarle a Juan Carlos Salgado el rubro horas extras sólo con base en las presunciones de los artículos 52 y 53 de la ley 20744 (LCT), sin que fuera categóricamente acreditada su comisión.
A su turno, el TSJ, integrado por Mercedes Blanc de Arabel -autora del voto-, Luis Enrique Rubio y Carlos García Allocco, afirmó que “el a quo declaró la procedencia de las horas extras demandadas sosteniendo que las presunciones de las normas citadas precedentemente y la ausencia de prueba que las desvirtuara confirmaban la hipótesis invocada por el actor”, lo cual revelaba que le asistía razón a la impugnante.

En esa lógica, se sostuvo que “la doctrina y la jurisprudencia pacíficamente señalan que es la accionante quien debe acreditar a través de medios directos las horas en exceso de la jornada legal”, y en el caso resultó relevante la particularidad de la tarea involucrada y el método de percepción de los haberes de los taxistas.

Por ello, en el fallo se advirtió que “el marco convencional de aplicación supedita el pago incrementado a la autorización expresa del empleador para la realización del trabajo”, estando ello vinculado con la singularidad del servicio público de que se trata -artículo 4º de la CCT 437/75-, especificó el tribunal.

Así, se concluyó que “corresponde rechazar la demanda en cuanto pretende el pago de horas extras, por ausencia de los requisitos que condicionan su procedencia”.

Artículos destacados