Mauricio Macri acelerará la designación de magistrados

Para las sesiones extraordinarias de febrero remitirá un pliego de 30 postulantes que se sumarán a los 88 que están pendientes en la Cámara Alta. En agenda para este año hay nombramientos importantes para la justicia

El gobierno de Mauricio Macri se propuso terminar el mandato con más de 350 magistrados nombrados a lo largo de su gestión. Para cumplir con este objetivo, durante las sesiones extraordinarias de febrero está previsto que se envíen al recinto nuevos pliegos. Se estima que el Gobierno remitirá alrededor de 30, que se sumarán a los 88 que aguardan ser aprobados en la Cámara Alta.
Cabe recordar que el Consejo de la Magistratura informó hace pocos días que en los últimos tres años se logró en el Senado el nombramiento de 234 magistrados.
Durante 2018, con la aprobación en el Senado de 23 pliegos en sesiones extraordinarias, se nombraron 117 magistrados: 95 jueces, 10 fiscales y 12 defensores, además de la aprobación de la lista de conjueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
En 2017 se designó a 50 jueces, 9 fiscales y 17 defensores, mientras que en 2016 se hizo lo propio con 24 jueces, 10 fiscales y 17 defensores.

Más temas pendientes
Asimismo, el Gobierno dejó tres importantes designaciones pendientes de 2018: la postulación al cargo de procurador General de la Nación y los nombramientos del defensor del Pueblo y el defensor del Niño.
La Procuración General de la Nación se encuentra vacante desde la renuncia de Alejandra Gils Carbó, en diciembre de 2017. Eduardo Casal cubre interinamente el cargo por ser el procurador ante la Corte Suprema con más antigüedad. Simultáneamente, el Gobierno envió al Senado el pliego de la jueza Inés Weinberg de Roca, integrante del Superior Tribunal de Justicia de la ciudad de Buenos Aires.
Después de la etapa de adhesiones e impugnaciones, Weinberg concurrió al Congreso en julio pasado, cuando defendió su pliego en la Comisión de Acuerdos del Senado. Sin embargo, aquí quedó “trabado” por falta de acuerdo entre los diferentes bloques.
De igual forma, la Cámara Alta frenó la designación del defensor del Pueblo de la Nación, que se encuentra vacante desde 2009 cuando Eduardo Mondino renunció. Después de varios intentos fallidos, el Congreso postergó el debate por falta de acuerdo parlamentario para designar al reemplazante, y el año pasado culminó sin un nuevo ombudsman.
El mismo destino sufrió la designación del defensor del Niño, cargo creado en 2005 por la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (26061), que establecía un plazo de 90 días para su nombramiento -está vacante desde entonces, hace más de 13 años-.
Distintas organizaciones de la sociedad civil se unieron para reclamar la designación e interpusieron un amparo, que obtuvo sentencia favorable. Finalmente, la Comisión Bicameral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes se integró y convocó a un concurso público de antecedentes y oposición. Las etapas de evaluación culminaron en 2018, con 14 postulantes finalistas, pero la Bicameral “congeló” la ponderación final del candidato y la cuestión quedó fuera de las sesiones extraordinarias de diciembre pasado.

Otros temas
Pese a los intentos para tratarlos en extraordinarias, los proyectos de ley de financiamiento político y el destinado a combatir las barras bravas quedaron pendientes.
En el primero de los casos, el proyecto ni siquiera pudo avanzar por las resistencias internas que generaba la iniciativa. En el segundo, se logró llegar hasta la aprobación en general pero ya no se pudo ir más allá del artículo 10 de la reglamentación de una norma que tiene más de 40 artículos.
La reforma del Código Penal es otro de los aspectos trascendentes para la Justicia que Macri intentará aprobar este año.

En números

– De cumplirse la meta propuesta por el presidente Macri, el promedio de jueces nombrados durante su gestión será superior al que registró la ex presidente Cristina Fernández en sus dos mandatos. Cabe recordar que entre diciembre de 2007 y diciembre de 2015 el kirchnerismo nombró a 368 jueces federales, un promedio de 46 jueces por año.
– Néstor Kirchner, por su parte, nombró a 175 jueces en sus cuatro años y medio de gestión, casi 39 jueces por año, un promedio un poco superior al de la presidencia de Eduardo Duhalde. Durante la presidencia de Fernando de la Rúa se designaron 33 jueces en dos años, es decir que el promedio fue de 16,5 por año, el más bajo desde la creación del Consejo de la Magistratura.

Artículos destacados