María Julia Alsogaray dijo que es “totalmente inocente” de los cargos

La ex funcionaria menemista hizo uso del derecho a la última palabra en el juicio por presunta defraudacion durante la privatización de la Entel.

La ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray dijo ayer que era “totalmente inocente” de los cargos en su contra, en sus últimas palabras ante el tribunal que la juzga por presunta defraudación durante la privatización de la ex Entel (Empresa Nacional de Telecomunicaciones), en la década del 90. “Soy totalmente inocente del hecho que se me imputa”, dijo Alsogaray ante el Tribunal Oral Federal 6 en el juicio por el cual tiene un pedido de prisión de cuatro años de la fiscalía y que tendrá veredicto el lunes próximo.

“Siempre traté de actuar con la seriedad, la diligencia y el máximo de mi capacidad para resolver los problemas que derivaban de los temas que me habían sido confiados”, afirmó ante los jueces Julio Panelo, María del Carmen Roqueta y José Martínez Sobrino, en los tribunales federales de Retiro.

En este juicio se analizó su responsabilidad por el delito de “administración fraudulenta”.
“No ha habido daño para el Estado y mucho menos, de mi parte, intención de producir daño. Ni siquiera intención de no prestar atención por dejar de lado mis deberes como funcionaria a cargo de determinados temas. Con la convicción de que soy inocente, quedo a la espera de su decisión”, concluyó.

Antes había dicho sus últimas palabras Gustavo Daneri, ex coordinador General de la ex Entel, otro de los cuatro procesados.

El lunes próximo será el turno de Hernán Flaun y Juan Carlos Pyekenhayn, y luego habrá veredicto.

Artículos destacados