Los tribunales del Trabajo de Río Cuarto, al borde de su capacidad

Barandillas colapsadas, audiencias de conciliación y pericias médicas que demoran meses en concretarse son parte del escenario que se repite cotidianamente en los tribunales laborales de Río Cuarto, que cuentan con un solo juzgado para atender la demanda de una ciudad que tiene más de 150 mil habitantes.

La situación ha motivado el reclamo del Colegio de Abogados local que se sumó a los planteos que semanas atrás y, por motivos similares, realizaron sus pares de la capital cordobesa.

Aunque la solución vendría acompañada por la creación de un nuevo juzgado de Conciliación -así lo anunció la presidenta del Tribunal Superior de Justicia en la apertura del año judicial, el viernes pasado- en el Colegio riocuartense advirtieron que ya no pueden esperar y pidieron que provisoriamente se sume una secretaría al juzgado ya existente.
Al respecto, en diálogo con Comercio y Justicia, Facundo Carranza, presidente de la entidad, recordó que el año pasado enviaron una nota al TSJ para pedir una solución para el fuero, planteo que ahora repiten con la solicitud de una nueva secretaría.

“La creación de un nuevo juzgado de Conciliación para Río Cuarto es una muy buena noticia, pero requiere de la aprobación de la Legislatura y nosotros no podemos seguir esperando”, explicó el letrado.

Panorama
Aunque desconocen el número de causas que se tramitan hoy en los tribunales del Trabajo de esa ciudad, Carranza describió, a modo de panorama, que las audiencias de Conciliación-que según la ley 7987 deberían fijarse no más allá de los veinte días de iniciado el proceso- se realizan hasta cinco meses después.

Las demoras también se hacen extensivas a las barandillas donde los abogados del fuero deben esperar hasta tres horas para ser atendidos y a las pericias médicas, que son encargadas al único profesional que tiene el juzgado, con los retrasos que esto significa. Todo ello, sin mencionar los graves problemas edilicios que tiene el inmueble donde funciona el fuero laboral del Sur cordobés.

Soluciones demoradas
Los reclamos en los tribunales del Trabajo se repiten en todo el territorio argentino, donde la litigiosidad creció exponencialmente en los últimos años. Córdoba tiene hoy igual número de Juzgados laborales que en 1992, cuando la cantidad de procesos ingresados anualmente era la mitad que en la actualidad.

Según un relevamiento realizado por el gremio que nuclea a los empleados judiciales, en los últimos tres años la demanda en el fuero creció 160 por ciento, en tanto que el plantel de trabajadores lo hizo sólo en 11 por ciento. En números, ello implica que en 2009 se iniciaron unas 27.500 causas y que cada empleado tuviera a su cargo un promedio de 700 a 900 expedientes a instruir.

Los operadores judiciales remarcan que la situación requiere de reformas procesales urgentes, algo que no ocurriría antes de junio de este año. Hay que recordar que Córdoba ya tiene un proyecto de ley elaborado el año pasado por un grupo de especialistas y que continúa en el Ministerio de Justicia a la espera de su ingreso y posterior tratamiento en la Unicameral cordobesa. Al respecto, el propio titular de la cartera de Justicia, Luis Angulo, admitió que dicho proyecto no sería presentado antes de junio.

Mientras tanto -y como se anticipó, la presidenta del TSJ, Mercedes Blanc de Arabel, anunció el viernes último la creación de tres nuevos juzgados de Conciliación Laboral, dos para Cór

Artículos destacados