Legítima defensa invalida causal de despido por riña

En la causa se probó que el accionante cesanteado se limitó a repeler el ataque del que era objeto y en ningún momento utilizó un arma blanca, como argumentaba la patronal.

El resto del contenido sólo es accesible para usuarios suscriptos al diario. Si estás suscripto, iniciá sesión con tu usuario/e-mail y tu contraseña.
O podés enviar una solicitud de suscripción desde aquí.

Artículos destacados