La semana próxima se decidirá sobre la situación de los rugbiers

El jueves habrá una audiencia ante la Cámara de Apelaciones de Dolores. Mientras tanto, el juez de Garantías David Mancinelli analiza si les otorga la domiciliaria

La Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores fijó para el próximo jueves la audiencia en la cual se decidirá si se confirman o modifican las prisiones preventivas de los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

Tal como sucedió en la audiencia oral que se realizó antes de que el juez de Garantías David Mancinelli les dicte las prisiones preventivas, en esta audiencia participarán los ocho imputados detenidos; su abogado defensor, Hugo Tomei; el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, en representación del Ministerio Público Fiscal; y los abogados del particular damnificado, Fernando Burlando y Fabián Améndola.
Además, la Cámara aconsejó a la defensa que evalúe si es necesario que también estén presentes los otros dos imputados sin prisión preventiva en el marco de la investigación, Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19).

Allí, cada una de las partes tratará las cuestiones planteadas por la defensa, es decir, la recusación de la fiscal de instrucción Verónica Zamboni y las nulidades de las indagatorias realizadas el día de la detención de los imputados y todo lo actuado desde entonces.
Según trascendió, los camaristas Fernando Sotelo, Luis De Felitto y Susana Yaltone, autorizaron la televisación de la audiencia por parte de un canal local a pedido de la defensa de los imputados.

Luego de la audiencia, los camaristas deberá decidir si confirman las prisiones preventivas que el 14
de febrero pasado dictó el juez Mancinelli para Máximo Thomsen,Ciro Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Matías Benicelli y Lucas Pertossi por el «homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas» de Báez Sosa y por las lesiones que sufrieron sus ami- gos.

Domiciliaria
En relación al pedido de la defensa respecto de morigerar la prisión preventiva de los rugbiers con una prisión domiciliaria, el juez Mancinelli ya recibió los informes de la Dirección de Monitoreo Electrónico del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que indican que los domicilios propuestos por los imputados son aptos para un eventual arresto domiciliario con monitoreo electrónico.

“Que la casa sea apta no significa que se les vaya a otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria.

Aún hay muchos informes pendientes a evaluar para adoptar una decisión”, aclararon fuentes
de tribunales.
El magistrado también espera los informes socioambientales que ordenó a la Asesoría Pericial del Departamento Judicial Zárate-Campana para conocer quiénes viven en los domicilios de cada imputado y quiénes serían eventualmente los tutores de conducta, qué dinámica familiar existe y la situación habitacional y laboral del grupo.

El crimen se produjo cerca de las 4.40 de la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, en el centro de Villa Gesell, cuando el joven fue atacado por un varias personas.

El hecho quedó filmado por cámaras de seguridad y teléfonos celulares, por lo que horas después fueron detenidos como autores del crimen los diez rugbiers

Artículos destacados