La madre de Marita Verón espera un fallo ejemplar

Susana Trimarco

El fiscal de Cámara pidió 25 años de prisión para los principales acusados. El Tribunal ordenó la detención domiciliaria de los imputados hasta que se dicte la sentencia.

Susana Trimarco, madre de Marita Verón, dijo ayer que espera que esta vez «se dicte un fallo ejemplar» contra los 10 acusados por el secuestro y desaparición de su hija, ocurrido hace 12 años.

Trimarco dijo que: «Todo el país espera que se haga justicia y como madre le pido a Dios que les abra la mente y el corazón a estos jueces», quienes luego de escuchar los alegatos dictarán hoy la sentencia a los acusados de secuestrar a su hija el 3 de abril de 2002.

«Está demostrado que estos delincuentes no pueden estar sueltos en las calles porque siguen haciendo lo mismo, perjudicando a mujeres y niñas y destruyendo familias», agregó la titular de la Fundación «María de los Ángeles».

Puso, además, como ejemplo a Azucena Márquez, quien «lloró en el juicio declarando su inocencia y cuando vino a Tucumán para notificarse de este proceso fue detenida con drogas en su auto en Catamarca».

«Todo lo que está pasando es por falta de justicia y de decisiones de los jueces, porque los fiscales no hacen lo que tienen que hacer y después culpan a la policía y al Gobierno», indicó Trimarco.

Los alegatos
La primera jornada comenzó pasadas las 9.30 en los tribunales tucumanos, con la presencia de Trimarco.

La sentencia será por el delito de secuestro y promoción de la prostitución de Marita y recaerá sobre los acusados José «Chenga» Gómez, Gonzalo Gómez, Daniela Milhein, Alejandro González, Azucena Márquez, Pascual Andrada, Humberto Derobertis, Carlos Luna, Paola Gaitán y Mariana Bustos.

El fiscal de Cámara, Carlos Sale, quien interviene en el nuevo juicio, pidió ayer 25 años de prisión para los hermanos Gómez, Alejandro González y su pareja Daniela Milhein. Los acusó como coautores por la «retención y ocultamiento de persona agravado por la condición de mujer con la promoción de la prostitución».

Por su parte, el fiscal Manuel López Rouges pidió al nuevo tribunal, «para asegurar el cumplimiento de la sentencia y que ésta no sea burlada, la inmediata detención de todos los imputados hasta que queden firmes las sentencias», pedido al que el tribunal hizo lugar.

La Suprema Corte de Justicia de Tucumán había revertido el fallo absolutorio de los jueces Alberto Piedrabuena, Emilio Herrera Molina y Eduardo Romero Lascano y dispuso que un nuevo tribunal decida la condena para cada uno de los imputados.

Los camaristas designados son Emilio Páez de la Torre, Dante Ibáñez y Juana Juárez; como secretario actuará Carlos Lix Klett.

Artículos destacados