La línea aérea mexicana Volaris enfrenta demanda por discriminación laboral

Según el reclamante, se postuló para ingresar como sobrecargo en 2017 y se sometió a las pruebas que exige la empresa, sin que se le informara que éstas incluían exámenes para detectar la infección con la que convive.

Armando Uri, de 31 años, demandó a la línea aérea mexicana Volaris por discriminación. El actor afirmó que la compañía se negó a emplearlo porque convive con el Virus de Inmunodeficiencia Humana VIH.

Al hacer su reclamo, sostuvo que se postuló para ingresar como sobrecargo en junio de 2017 y que se sometió a las pruebas que exige la empresa, incluidos análisis de sangre, sin que se le informara que incluían exámenes para detectar el VIH. 

En tanto, relató que, dos semanas después, Volaris le envió un correo electrónico en el que daba por concluido el proceso de contratación.

Por su parte, la empresa niega los cargos. En un comunicado, afirmó que desestimó tomar al reclamante por “aspectos técnicos profesionales propios de la labor y puesto” al que aspiraba.

Derechos humanos

Apenas sucedió el episodio, el reclamante acudió en busca de apoyo al grupo “Tu voz es mi voz”, que vela por la defensa de derechos humanos en México, que le recomendó interponer una denuncia ante el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en Ciudad de México (Copred), que la admitió y abrió una investigación. 

La organización le pidió a Volaris que presentara los requisitos que exigen a la hora de contratar personal y la firma reconoció que la sangre de Uri fue testeada para VIH y sífilis y de embarazo. Según Uri, cuando dio la muestra en las oficinas de Volaris, el médico que la tomó le dijo que era para medir triglicéridos.

En octubre de 2019 la Copred emitió una resolución y concluyó que hubo discriminación por parte de la compañía y Uri interpuso una demanda civil.

En diciembre del año pasado se realizó una audiencia de conciliación, a la que asistieron representantes de Volaris pero no se llegó a ningún acuerdo y el proceso sigue su curso.

Consentimiento

Al igual que en Argentina, en México no se pueden realizar análisis de sangre sin consentimiento: se debe establecer para qué serán usados y dar positivo para VIH no implica que se pueda rechazar a una persona para un empleo ni despedirla.

Según el Copred, el VIH está entre los primeros 10 motivos de discriminación señalados por los habitantes de la ciudad de México y en el primer puesto dentro de la categoría “condiciones de salud”.

Prejuicios

La organización Derechohabientes Viviendo con VIH/SIDA del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alertó que vivir con el virus en México todavía suele ser motivo de discriminación debido a los prejuicios sobre la actividad sexual del paciente y la poca información sobre cómo se transmite la infección.

También indicó que algunas empresas siguen realizando pruebas para descartar a potenciales empleados o desvincular a personas con el virus porque se sigue teniendo la creencia de que son personas enfermizas y poco productivas.

Asimismo, denunció que en muchos hospitales suelen tratar a los pacientes con VIH de manera diferente porque entre los profesionales de la salud persisten ideas equivocadas y que tres de cada 10 personas que viven con el virus en México se abstuvieron de usar los servicios de salud durante la pandemia de coronavirus por temor a sufrir discriminación.

Sé el primero en comentar en "La línea aérea mexicana Volaris enfrenta demanda por discriminación laboral"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados