La Justicia de Córdoba prepara los remates on line

LOS FUNCIONARIOS judiciales serán capacitados en la Sala de Remates de los tribunales de Córdoba.

En una primera etapa serán sólo para bienes muebles no registrables de escaso valor. Los postores deberán inscribirse previamente en un registro y podrán hacerlo desde cualquier lugar. Cinco días será el plazo máximo que tendrán quienes deseen ofertar. Las modalidades de pago serán múltiples.

El Poder Judicial de Córdoba ultima detalles para poner en marcha la subasta judicial on line de bienes muebles no registrables de escaso valor. La iniciativa, que hasta hace poco tiempo parecía de difícil implementación, logró sortear las dificultades y en un mes comenzaría a funcionar, según adelantó a Comercio y Justicia Alberto Manchado, del Área de Servicios Judiciales del Poder Judicial y creador del proyecto que fue aprobado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por medio de la acordada 259 – Serie “C”.

La novedosa herramienta -que será única en el país y en Latinoamerica- permitirá subastar objetos como electrodomésticos, herramientas, muebles de oficina, computadoras, indumentaria y otros elementos que por su escaso monto hoy no llegaban a ser rematados por la vía tradicional.

Según pudo conocer este medio, las subastas se realizarán a través de la página web del Poder Judicial de Córdoba (www.justiciacordoba.gov.ar) y desde allí se deberá ingresar al link Subastas Judiciales Electrónicas. En este caso, Argentina Vende SA fue la empresa que ganó la licitación pública y desarrolló el software que -previa capacitación a martilleros y otros operadores judiciales- se instrumentará próximamente.

Modalidad
La información publicada ayer en el Boletín Oficial revela que el Poder Judicial creará un Registro de Postores cuya inscripción se realizará on line y tendrá una vigencia de dos años, tras lo cual el ciudadano deberá volver a inscribirse.

El reglamento prevé, además, que la subasta judicial tenga una duración de cinco días hábiles, en tanto que los órganos judiciales tendrán la obligación de fijar fecha de subasta con antelación no menor a dos días. El decreto de subasta deberá dictarse en un plazo máximo de tres meses.

Quienes pretendan adquirir los bienes no registrables podrán hacerlo a través de diferentes medios de pago, como tarjetas de crédito o transferencia bancaria.
Cabe aclarar que la nueva modalidad contempla la continuidad de la intervención del martillero público.

Proyecciones
“La publicación de edictos, el alquiler de un lugar y otros costos hacían que este tipo de subastas de bajo monto no se realizaran, explicó el funcionario judicial, quien proyecta que bajo la nueva modalidad la cifra aumente progresivamente.

A su vez, Manchado precisó que un próximo paso será el remate on line de vehículos e inmuebles si las partes interesadas están de acuerdo con utilizar la nueva herramienta.

Artículos destacados