La fiscalía volvio a pedir la detención de Grassi

La fiscalía general de Morón volvió a pedir hoy la detención del cura Julio César Grassi, condenado en dos instancias a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores, pero que aún sigue en libertad.
En su escrito ante la Cámara de Apelaciones de Garantías de Morón, los fiscales Alejandro Varela y Carolina Rodríguez reiteraron la hipótesis de fuga del sacerdote, cuya condena fue confirmada días atrás por la Cámara de Casación bonaerense. Los fiscales pidieron a la Cámara que revoque lo decidido por el Tribunal Oral en lo Criminal de Morón (el mismo que condenó a Grassi), que no se definió sobre la detención del religioso.
Según fuentes vinculadas a la causa, además del «peligro de fuga» de Grassi, los fiscales argumentaron también que permitirle al sacerdote que siga en libertad luego de la confirmación de su condena, constituye una violación al principio constitucional de igualdad ante la ley.

Artículos destacados