La ex Casa Tía indemnizará a mujer arrollada con carrito

Una mujer fue indemnizada por los daños que sufrió al ser atropellada por un carrito de supermercado que conducía un empleado de la ex Casa Tía SA. La condena -que asciende a por $ 4.500- recayó sobre la empresa y el repartidor con el fin de resarcir los gastos de medicamentos y el daño moral causado a la víctima.
El hecho ocurrió en 2006, cuando la demandante cruzaba por la senda peatonal en Arenales y Paraná de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el repartidor la embistió a alta velocidad y en contramano.

A pesar que no hubo testigos y de que la firma desconoció el hecho, la Cámara Civil sostuvo que las declaraciones que hicieron en la causa penal el gerente de la sucursal y el médico que atendió a la mujer confirmaron que el accidente se produjo.
Los jueces calificaron al carrito como una "cosa riesgosa" en el marco del Código Civil y resaltaron que los demandados son quienes tienen que probar que el accidente se produjo por un hecho ajeno a su responsabilidad.

Artículos destacados