La Corte podría presidir el Consejo de la Magistratura

Las críticas sobre el funcionamiento del actual Consejo de la Magistratura de la Nación, así como el cambio de escenario ocurrido tras las elecciones legislativas, motivaron que la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial comience a redactar un proyecto de ley de reforma del cuerpo.
La iniciativa busca cambiarle la cara al organismo encargado de la selección y remoción de jueces, modificando sustancialmente su estructura e incorporando cambios en los procesos de selección y acusación de magistrados.
Según la información a la queaccedió Comercio y Justicia, se pretende elevar de 13 a 16 la cantidad de miembros del cuerpo, sumando a su conformación a un juez, a un abogado y a un académico.
De este modo, el organismo quedaría integrado con la participación de cuatro magistrados, tres abogados, tres senadores, tres diputados, dos académicos y un representante del Poder Ejecutivo.
También trascendió que se busca incorporar al titular de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para que sean quien presida el Consejo, aunque sin integrar ninguna comisión.

Selección

Luis Cabral, encargado de la redacción del proyecto de ley, adelantó que para agilizar los procesos de selección han previsto que las pruebas de oposición se efectúen anualmente, aun cuando no se haya producido ninguna vacante. Asimismo, precisó que para quienes rindan, los exámenes tendrían una validez de dos años.
“Con la prueba ya realizada, sólo resta la actualización de antecedentes y la entrevista, lo que permitirá que en un lapso no mayor a 90 días el Consejo esté en condiciones de ofrecer una terna al Poder Ejecutivo”, explicó el consejero.
El procedimiento es similar al que hoy utiliza el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires, aunque, en ese caso, no se califica con nota al concursante, sino que se consigna si está o no aprobado el examen y se establece un orden de mérito.
Para Cabral los cambios también deben alcanzar a la entrevista, cuyo puntaje asignado al concursante es discrecional. “En este momento la prueba de oposición vale 100 puntos y la calificación de antecedentes también, pero no existe una valoración de la entrevista, no existe un puntaje, tendría que tener una limitación para que no se pueda alterar el orden de mérito obtenido en el concurso de idoneidad técnica y antecedentes”, subrayó el juez en tal sentido.

Remoción

La acumulación de denuncias que nunca son archivadas ni concluyen en la realización de un juicio político ha sido calificada por los magistrados como una metodología de presión que ejerce el poder político.
Así, para terminar con ello, el proyecto plantea que sean las Cámaras las encargadas de instruir los sumarios, para después elevarlos al Consejo de la Magistratura a fin de la aplicación de la sanciones, en caso de que corresponda.
“Esto aceleraría los trámites y le daría al Consejo la función que tiene, que es la de resguardar la disciplina; la instrucción sobrecarga el trabajo y las cámaras pueden hacerlo sin problemas”, remarcó Cabral.
El proyecto que elabora la Asociación de Magistrados será elevado a todos los bloques legislativos, aunque previo a ello el organismo tiene pensado iniciar una ronda de consultas con distintos sectores interesados en el funcionamie

Artículos destacados