La Corte confirmó una multa contra calificadora de riesgo

La CNV sancionó a la sucursal argentina de Standard & Poor’s por haber medido títulos del Citibank NA y del BankBoston NA sin cumplir los procedimientos previstos en su propio manual.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó un pronunciamiento de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial y mantuvo la multa impuesta por la Comisión Nacional de Valores (CNV) a la sucursal argentina de la sociedad calificadora Standard & Poor’s -en forma solidaria con sus directores y miembros del consejo-, por haber realizado una calificación de títulos del Citibank NA Sucursal Argentina y del BankBoston NA Sucursal Argentina, como de mejor calidad y más bajo riesgo, sin dar cumplimiento a los procedimientos previstos en su propio manual registrado ante la CNV.

Entre otros aspectos, en el voto de la mayoría -integrada por Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni- se destacó que “las sociedades calificadoras de riesgos cumplen un rol fundamental en el desarrollo de los mercados de capitales y en la promoción de la transparencia de la información”, considerando que la calificación de títulos que se colocan por medio del régimen de oferta pública constituye un servicio que, al ser realizado en beneficio del conjunto de inversores, compromete el interés público y, por tal razón, requiere que sea desempeñado por empresas cuyos integrantes cuenten con un alto nivel de especialización en la materia y con una moral irreprochable.

Asimismo, enfatizó que por la gran influencia que ejerce en el mercado la actividad exige una “altísima responsabilidad”, debiendo realizarse con especial cuidado y prudencia, y con estricto apego a las normas reglamentarias.

Transparencia
Lorenzetti, Highton de Nolasco, Maqueda y Zaffaroni concluyeron que la conducta asumida por la sucursal argentina de la sociedad calificadora Standard & Poor’s en el caso, no sólo resultó contraria a la integridad con la que sostuvo haber realizado los procesos en cuestión, sino también a los estándares de cuidado y transparencia exigibles para el ejercicio de su función.

Por otra parte, consideraron que fue reprochable la actitud de la calificadora al sostener que los títulos contaban con el respaldo de las casas matrices de los bancos emisores.
Los ministros Carlos Fayt, Enrique Petracchi y Carmen Argibay rechazaron los recursos de los demandados sin tratar el fondo del asunto, manteniendo la decisión de la Cámara Comercial que confirmaba la sanción de la CNV.

Artículos destacados