La causa por contaminación del lago San Roque cumple un año sin avances

Desde septiembre la investigación está en manos del fiscal de Carlos Paz, Ricardo Massuchi. No hay imputados ni se han tomado muestras en el lugar. Fueron denunciados 60 empresarios hoteleros y gastronómicos

Por Silvina Bazterrechea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

La causa abierta sobre unos 60 responsables de establecimientos comerciales dedicados a la actividad gastronómica y hotelera de Villa Carlos Paz acusados de contaminar el lago San Roque, sigue paralizada. Pese a la gravedad de los hechos denunciados hace ya un año, no hay imputados ni se han tomado las muestras correspondientes.
Desde septiembre la causa está en manos del fiscal de Instrucción, Ricardo Massuchi. Esto ocurrió luego de que su par, Gustavo Marchetti, decidió apartarse argumentando “violencia moral” (Ver aparte).
La causa cuenta con la figura del querellante particular. La denuncia fue presentada en febrero del año pasado por el ex fiscal Carlos Matheu, hoy presidente de la fundación Lucha Contra la Contaminación Ambiental en Defensa para la Salud.
“Desde que recibió la causa (Massuchi) no ha hecho absolutamente nada: no ha imputado a ninguna persona ni practicado las inspecciones y toma de muestras que he venido solicitando en seis oportunidades”, reveló Matheu en diálogo con Comercio y Justicia.
El ex funcionario judicial recordó que la contaminación denunciada es un delito que se encuentra comprendido dentro de los previstos en el Observatorio de Causas Anticorrupción y de Interés Público (creado por acuerdo reglamentario N° 465, serie “A”, del TSJ, de fecha 21/12/2017) por ser un ilícito que afecta la salud pública y el medio ambiente. Advirtió, a su vez, de que se trata de una causa con prioridad de juzgamiento por contar con querellante particular. Pese a todo, sigue sin notarse avance alguno.

Denuncia
La denuncia afirma que unos 60 responsables de los establecimientos comerciales dedicados a la actividad gastronómica y hotelera de Villa Carlos Paz, San Antonio, Mayú Sumaj, Tanti y Cabalango arrojan clandestinamente desde 2013 al lago San Roque y a los ríos que en él desembocan sus efluentes y líquidos cloacales sin tratamiento alguno.
Este hecho puede estar contaminando el lago de un modo que se calificó como “peligroso” para la salud de las personas debido al riesgo de contraer infecciones mediante el contacto del agua con la piel, mucosa, ojos, oídos, por ingestión accidental o por la inhalación del spray que producen las embarcaciones que circulan por el lago.
El peligro para la población no se circunscribe a los vecinos de Villa Carlos Paz. Según afirmó la denuncia formulada por Matheu, también puede existir riesgo para la población de la ciudad de Córdoba si la empresa concesionaria Aguas Cordobesas “no extrema los recaudos necesarios” para eliminar la “microcistina”, que no desaparece con los procesos normales de precipitación y cloración ni tampoco hirviendo el agua.

Apartamiento y nuevo fiscal

La denuncia fue formulada en febrero en la Fiscalía de 1ª Nominación de Villa Carlos Paz, a cargo de Gustavo Marchetti. Ante la falta de respuesta, en abril pasado el ex fiscal Carlos Matheu le presentó al fiscal General, Alejandro Moyano, una queja contra Marchetti por la excesiva mora, pidiéndole en definitiva que lo emplace a investigar el hecho denunciado. A su vez, reclamó que a los investigados se los impute por contaminación ambiental dolosa, delito que prevé una pena de 3 a 10 años de prisión.
Por la queja de Matheu, Marchetti argumentó violencia moral y se apartó de la causa, que quedó en manos de Ricardo Massuchi.

Estudio ambiental

– Hace algunas semanas se conoció un estudio realizado por la Red Universitaria de Ambiente y Salud, y por Médicos de Pueblos Fumigados sobre los principales problemas que afectan la calidad de aguas superficiales y la descomposición que sufre el lago San Roque.
– Según el informe, la situación es “gravísima”. “Desde 2010 hasta 2019, según el
Laboratorio de Bioremediación Municipal de Villa Carlos Paz, el lago recibe 8 mil
toneladas de materia fecal por año, a consecuencia del crecimiento poblacional
solamente gestionado por el interés inmobiliario y la falta casi absoluta de cloacas
y tratamiento de excretas”.
– Asimismo, un estudio de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) asegura que la eutrofización (acumulación de residuos orgánicos) de las fuentes de agua es un proceso natural que se encuentra “multiplicado y acelerado” por la contaminación humana, principalmente vertimientos de líquidos cloacales crudos
o sin tratar (pozos negros y sangrías). También destacó que el hecho se agrava
“notablemente” con el cambio climático.
– Cabe destacar que entre los efectos adversos que producen estas bacterias en la salud humana se pueden mencionar problemas gastrointestinales, hepáticos, respiratorios,
cutáneomucosos y neurológicos.

Causa paralela

Por estas horas la Justicia resolvió hacer lugar al pedido de intervención de la Planta de Tratamiento de Líquidos Cloacales de Villa Carlos Paz, luego de una denuncia penal que había impulsado el Ejecutivo municipal contra la Cooperativa Integral el pasado 22 de enero. En ella, la comuna aseguraba haber descubierto el vertido de líquidos cloacales sin tratamiento en el lago San Roque.

Artículos destacados