La Cámara Nacional Electoral advirtió que no hará el escrutinio provisorio

Mediante acordada extraordinaria, la Cámara Nacional Electoral comunicó que, pese a los reiterados pedidos para que se evaluaran modificaciones de las normas que regulan la organización de las elecciones, “lamentablemente, los poderes políticos no han atendido estos requerimientos”.
En alusión a los problemas con las boletas de votación denunciados en las últimas elecciones, la máxima autoridad electoral del país destacó que, si bien no fueron legalmente denunciados y tampoco pusieron en duda la legitimidad de tales elecciones, ello debía “inexorablemente conllevar un debate sobre los medios instrumentales que el régimen jurídico establece para canalizar la oferta electoral y ejercer el derecho de sufragio”.
El tribunal explicó que “en reiteradas oportunidades resaltó su convencimiento acerca de la necesidad de que se estudiasen posibles adecuaciones normativas que fortalecieran la calidad y la transparencia de los procesos electorales”.

En otro párrafo, la resolución pone de relieve muy especialmente que todas las operaciones del escrutinio provisorio estarán a cargo del Ministerio del Interior y fuera de la competencia de la Justicia electoral, a la que “no le ha sido conferida ninguna participación en las operaciones atinentes a su diseño, planificación, organización, procesamiento, cómputo y difusión de los resultados; ni tampoco en la contratación de prestadores de servicios a tales efectos”.
En ese contexto, la Cámara -integrada por los jueces Santiago Corcuera, Alberto Dalla Via y Rodofo Munné- detalla las medidas que adoptó para el mejoramiento del proceso electoral en curso, entre las que se desatacan: 1) nuevos mecanismos de depuración y actualización de los padrones; 2) la implementación de un proceso de capacitación para las autoridades de mesa y fiscales partidarios mediante manuales, guías instructivas y cursos por Internet; 3) la creación de un registro de autoridades de mesa voluntarias; 4) la designación de delegados de las juntas electorales en los locales de votación; 5) mecanismos de prevención para evitar la sustracción u ocultamiento de boletas; 6) la facilitación para consultar los padrones por Internet, por telefonía gratis (0800-999-PADRON) y vía mensajes de texto gratuito (SMS) desde teléfonos celulares y 7) la publicación en Internet de las listas de candidatos presentadas, para que cualquier ciudadano pueda cuestionar las condiciones de los propuestos.

Finalmente, la Cámara exhortó a los ciudadanos a los efectos de que, “aun con prescindencia de su carácter obligatorio (…), cumplan del modo más acabado y espontáneo con sus deberes cívicos como electores y autoridades de mesa, asumiendo colectivamente la responsabilidad de contribuir a la formación de la voluntad política del pueblo”.
El tribunal resaltó que “las elecciones son un proceso ciudadano, pues ha sido encomendado a la diligencia, al interés que los mismos electores se tomen por la cosa pública, el prestigio de la institución del sufragio y la vitalidad del sistema republicano argentino”.
En similares términos se dirigió a los partidos políticos, a los que les requirió “colaboración (…) para el correcto desarrollo del proceso electoral”.

Artículos destacados