Judiciales reciben aumento con una cláusula «gatillo»

Con una asamblea extraordinaria a desarrollarse hoy a las 14, la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj) aceptará el incremento de 10 por ciento en el básico de los salarios de todos los empleados, que cobrarán con los haberes de febrero, sin descartar seguir bregando para que se transforme en retroactivo al 1 de enero del presente año. Este incremento significaría una suba de 9 por ciento en la masa salarial total.

El acta firmada el pasado viernes aclara en uno de sus puntos que si otro gremio estatal supera el piso de 10 por ciento de incremento, los judiciales sumarán esa diferencia en forma automática e inmediata.

Asimismo, dentro de la conducción gremial se mostraron conformes, pero no exultantes, por lo logrado, pues no debieron desarrollar ningún plan de lucha, como sí ocurrió en los años anteriores. “Es sólo un respiro”, dijeron, al tiempo que aclararon que el porcentaje alcanzado “es el piso de lo pretendido. Menos de eso no aceptábamos”.

Además de los propios empleados, funcionarios y magistrados también percibirán 10 por ciento de aumento, transformándose éste en el primer incremento salarial que reciben desde julio de 2008. Vale recordar que este sector del Poder Judicial encuentra atadas, desde fines de 2009 y por la ley de equiparación, las subas en los haberes a lo que resuelva la Corte Suprema de Justicia.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

También, en el gremio se aclaró que este incremento no es por el semestre y que en abril pretenden volver a sentarse en la mesa del salario. Mientras tanto, aguardan que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) cumpla gradualmente con lo acordado en 2009, para de esa manera evitar la conflictividad que existió en otros momentos. “Estamos esperando dar forma a una agenda con el TSJ para dar cumplimiento a lo que se firmó el año pasado y otras cuestiones que están en carpeta y a las que debemos llegar con una solución”, manifiesta la conducción gremial.

Artículos destacados