Investigan presunta mala praxis en en el caso de la dirigente radical fallecida tras una IVE

La justicia mendocina investiga si hubo mala praxis en el caso de una joven dirigente radical que murió en Mendoza después de haberse sometido a una práctica de interrupción voluntaria de embarazo, informaron fuentes tribunalicias.

La noticia del fallecimiento de la dirigente de la Juventud Radical mendocina María del Valle González López (23 años) provocó consternación entre la dirigencia política de la provincia.

González López ejercía la presidencia de la Juventud Radical de La Paz, cuya villa cabecera se encuentra 180 kilómetros al este de la capital mendocina y, según confirmaron fuentes judiciales, la joven había optado por interrumpir su embarazo en el marco de la Ley IVE 27.610.

Su deceso se produjo este lunes en el hospital Perrupato de San Martín, a 45 kilómetros al este de la ciudad de Mendoza.

La causa, caratulada ‘prima facie’ como «averiguación de muerte», esta siendo investigada por la Fiscalía de Santa Rosa, a cargo del doctor Gustavo Rosas, quien trata de determinar si González López había sido derivada el sábado por la noche al Perrupato desde un centro de salud de La Paz, por la gravedad de su estado de salud, y si su deceso se habría producido por mala praxis.

En ese sentido, las fuentes judiciales consultadas aseguraron que están a la espera de recibir los resultados de la necropsia para evaluar si amerita un cambio de la carátula del expediente judicial.

Artículos destacados