Invalidan el valor probatorio de una confesional ficta

La Justicia laboral invalidó el valor probatorio de la prueba confesional ficta, pese a que la demandada se encontraba ausente en la audiencia de vista de la causa, al advertirse que las posiciones formuladas no estaban referidas a hechos concretos del absolvente o que sean de su conocimiento, sino a cuestiones controversiales que el tribunal debía resolver.
La decisión fue asumida por la Cámara del Trabajo de San Francisco, integrada por Mario Antonio Cerquatti, en el marco del pleito protagonizado por José Luis Luna, quien solicitó se tenga por confesa a la firma Godeco SAICyF, por inasistir a la audiencia de vista de la causa, a tenor del pliego de absoluciones que acompañó y de conformidad con lo previsto por el artículo 222 del Código de Procedimientos Civil.
En ese contexto, el magistrado señaló que “no obstante el pedido formulado y la incomparencia injustificada de la demandada a absolver posiciones, no tengo por ciertas las posiciones contenidas en el respectivo pliego”.

En esa dirección, Cerquatti precisó que “por cuanto no se trata de hechos personales del absolvente o de la persona jurídica que representa (art. 221 del CPC)”. Si no que están referidas a cuestiones -concretas y legales- que este Tribunal debe resolver, en cuanto a si se le adeudan los jornales de suspensión al actor y el reintegro de gastos, subrayó el tribunal.
Ante lo cual se resolvió que “las posiciones formuladas de toda presunción de veracidad del contenido de las posiciones, por cuanto es el motivo de la controversia, por cuanto no están referidas a hechos concretos del absolvente o que sean de su conocimiento”.

Artículos destacados