Impulsan un proyecto para romper el “techo de cristal” en el Poder Judicial

Es una iniciativa de la diputada Elisa Carrió. Aspira a que al menos un tercio de la Corte esté conformado por mujeres

La diputada oficialista Elisa Carrió presentó un proyecto de ley para que al menos un tercio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y los demás cuerpos colegiados judiciales estén conformados por mujeres.
En rigor, se trata de una iniciativa que fue elaborada en 2009 por Carrió junto con la senadora de Chaco, Miriam Curletti de Wajsfeld.
“Permitiremos que la mirada de mujer y su experiencia de vida enriquezcan la vida política, social y cultural de nuestra Nación con el aporte de su subjetividad para que en el ámbito de las decisiones ejecutivas, en la sanción de Ias leyes y en la administración de Justicia esté presente la visión de la mitad de la humanidad: las mujeres”, escribió la por entonces diputada radical de Chaco. Sin embargo, el proyecto no fue tratado.
Una década después Carrió insiste con la iniciativa. “Si bien la situación de las mujeres ha avanzado considerablemente en algunos aspectos importantes durante las últimas décadas, estos progresos no han sido suficientes para garantizar la igualdad de derechos, oportunidades y de trato; y todavía persiste la discriminación contra las mujeres en las esferas civiles, políticas, educativas, laborales, económicas, sociales y culturales. El Poder Judicial no es la excepción”, argumentó.

La integrante de Cambiemos afirma que, teniendo en cuenta la aprobación de la ley de paridad de género en los ámbitos de representación política, urge llevar ese impulso de igualdad a la Justicia. “Entendemos que hoy resulta imprescindible avanzar con normas específicas para la integración del Poder Judicial, sobre todo respecto de los cargos de mayor jerarquía”, señaló.
“La perspectiva de género que las mujeres juezas puedan imprimir en la resolución de cada caso, al integrar los tribunales superiores de nuestra justicia, sin dudas colaborará a lograr progresivamente la igualdad en todos los ambitos referidos”, explicó.
Al respecto, Carrió agregó que su proyecto ofrece una solución progresiva a la “palmaria discriminación” que aún hoy existe para las mujeres que concursan para ejercer la magistratura, sobre todo para los cargos de mayor rango, y recordó que de eso se trata el problema denominado “techo de cristal”.
Para ella, la designación de mujeres en las altas esferas de decisión de la Justicia puede alentar a otras a presentarse a los concursos.

De ser aprobado, el proyecto plantea una medida contundente para promover la igualdad en el terreno judicial: que todas las vacantes sean ocupadas por mujeres hasta alcanzar el cupo.
“A partir de la vigencia de la presente ley, las vacantes que se produzcan en la CSJN y en cualquier otro tribunal colegiado de los tribunales nacionales o federales del artículo 31, deberán ser cubiertas por mujeres hasta tanto se cumpla en cada uno con el cupo femenino dispuesto, en miras de promover la igualdad de género en el Poder Judicial”, dictamina la iniciativa.
Para dicho fin, las ternas deberán ser integradas por las tres primeras mujeres de la lista de prelación que conforma la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial.
La igualdad de género en los tribunales, afirma la diputada, permitirá que la Justicia tutele mejor los derechos de las mujeres y promoverá una sociedad “más justa, responsable y solidaria”.

Artículos destacados