Golpean a abogada en Tribunales de Familia; termina internada

Estaba esperando que comenzara una audiencia por alimentos. Fue agredida brutalmente por una mujer y sus dos hijas de 15 y 18 años. Los letrados reclaman más presencia policial.

Iba a ser una audiencia más en la asesoría del Tercer turno de los tribunales de Familia pero la situación derivó en una golpiza que tres mujeres (la madre y sus hijas) le propinaron a una abogada, quien terminó internada en el Hospital de Clínicas.
Todo ocurrió en el primer piso del edificio, en la mañana del miércoles último. Valeria Fernández Manzano estaba esperando junto a su cliente que comenzara la audiencia por alimentos a la que habían sido citados. En ese momento, sin mediar aviso, comenzaron los insultos de la hija de 15 años, que esperaba en el mismo pasillo junto a la madre y su hermana el inicio del trámite.

Tras los insultos, la adolescente empujó a la letrada y cuando ésta intentó llamar a la policía -que estaba en planta baja, comenzaron a golpearla no ya sólo la joven de 15 años, sino también su hermana de 18 y la propia madre. El episodio terminó gracias a la intervención de un colega que pasaba por el lugar y la posterior presencia del agente policial.
Fernández Manzano, quien además integra el directorio del Colegio de Abogados, formuló la denuncia, por lo que las mujeres fueron detenidas. Como resultado del incidente, la abogada fue internada, ya que por el fuerte golpe sufrido en su espalda se le practicaron todo tipo de estudios, se le suministraron calmantes y aún permanece en observación médica, pero ya en su domicilio. El hecho causó conmoción aunque no sorprendió a nadie.

La falta de seguridad en los Tribunales de Familia es conocida por todos los operadores judiciales. Según pudo conocer Comercio y Justicia, anteriormente hubo jueces de familia que también han sido víctimas de la violencia (aunque nunca de tanta magnitud), ejercida por algún familiar durante el desarrollo de alguna audiencia.
Angustiada, en diálogo con este medio, Fernández Manzano dijo que “ tiene miedo” y que “no se siente segura en su trabajo”. Con preocupación, remarcó que la adolescente de la que fue víctima ya recuperó su libertad.

Más seguridad
El episodio de violencia motivó que ayer el Colegio de Abogados de Córdoba pidiera una audiencia al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), que se podría llevar a cabo hoy.
Alejandro Tejerina, presidente del colegio, aseguró a este medio que pedirán que se extremen las medidas de seguridad. Esto implica que se sumen uniformados a la custodia del edificio; al menos un policía por piso es lo que reclaman.

También solicitan que el detector de metales ubicado en el ingreso al edificio funcione correctamente y pasen obligatoriamente por allí todos aquellos que ingresan al lugar. Tejerina dijo también que exigirán que se haga cumplir una acordada emitida oportunamente por el TSJ en la que se prohibía que familiares que no fueran partes en un proceso permanecieran en los pasillos de los tribunales.
“Esto era previsible que ocurriera y que siga ocurriendo sino se arbitran las medidas necesarias”, concluyó.
A su turno, también consultado por este medio, el presidente de la Asociación de Magistrados de Córdoba, Luis Paoloni -quien durante muchos años se desempeñó como fiscal de Familia -, indicó que se trata de un fuero sensible que requiere de personal que pueda disuadir situaciones complejas. También coincidió que un policía en cada piso sería una buena solución.

No obstante, el tema aún está siendo analizado por la Asociación de Magistrados. Teresa Oliva, abogada de Familia e integrante de la Fundación Simiente también se refirió al tema. Según dijo, “este año la escalada de violencia en los tribunales de Familia ha sido muy grande”.
Y agregó: “ Si hubiera habido un policía cerca esto no hubiera pasado”.
Además de episodios violentos también hubo robos en los tribunales de familia, remarcó Oliva en diálogo con Comercio y Justicia.

Artículos destacados