Gastos del remate antes que pago a la abogada

Tras ratificar que los fondos provenientes de la subasta celebrada no estaban disponibles por no haberse satisfecho aún los créditos fiscales del bien rematado y los gastos del pleito, la Cámara 4ª en lo Civil y Comercial de Córdoba confirmó la negativa a girar orden de pago a la ex abogada del accionante con motivo del pacto cuotas litis celebrado con éste, a la vez que destacó que indisponibilidad de dichas sumas también responde a que el interés del ejecutante “se encuentra en contraposición a los de su letrada”.
En la causa “Ferioli, Oscar c/ De Nápoli, Juan Carlos – ordinario”, el tribunal de origen rechazó el pedido de orden de pago por estipendio que formuló la abogada que había intervenido en representación del demandante -y que luego cesó en su cargo- sobre el producido de la subasta celebrada en la causa.
Pese a la apelación intentada por la profesional, la citada Cámara, integrada por Raúl Fernández, Miguel Ángel Bustos Argañarás y Cristina González de la Vega de Opl, ratificó lo decidido.

El órgano de alzada resaltó que no “se le ha denegado (a la letrada) su derecho a formular acuerdos, pero se dice que el producido de subasta no se encuentra a disposición del accionante por estar pendiente de pago gastos de justicia, honorarios de la contraria que son a su cargo, y los créditos fiscales”. Asimismo, se analizó que, con relación al decreto apelado, que denegó el libramiento de orden de pago, “debe interpretarse como que el actor no está dispuesto a cumplir voluntariamente con lo convenido”.
Así, se aclaró que “en ese contexto es que las sumas producto de la subasta no pueden disponerse”, pues “al no haberse concluido con saldar los montos impagos producto del presente pleito, los fondos no se encuentran a disposición del señor Ferioli, y al solicitar el libramiento de orden de pago por sus honorarios, no pueden ser disponibles libremente por el señor Ferioli, hasta que se cumplan con otros gastos, y además de lo expuesto se infiere que el interés del señor Ferioli se encuentra en contraposición a los de su letrada”.

“De lo expuesto se colige que no se restringe a la recurrente el cobro de los honorarios convenidos con su cliente, sino que ello se ve supeditado a que se salden otros gastos devengados en el pleito y de otros créditos insinuados en el proceso”, a lo cual “cabe agregar que el pretender el cobro de honorarios por el monto pactado que le corresponde percibir de su cliente, crea una situación de confrontación de intereses”, concluyó el fallo.

Artículos destacados