Federal: varios procesados por contrabando de vehículos

Al configurarse un incorrecto uso de las excepciones a las prohibiciones para la importación de vehículos usados, la Justicia Federal procesó a un grupo de personas que “contrabandeaban” camionetas y lograban someter la mercadería a un tratamiento aduanero diferente al que le hubiera correspondido. La causa quedó radicada en el Juzgado número 3 de Córdoba.

Los encartados ingresaban vehículos que, en realidad, iban a ser usados por personas no beneficiadas por ninguna franquicia y, así, alteraban el destino declarado.
Específicamente, las conductas que se tuvieron por acreditadas consistieron en que los implicados se sustrajeron del control aduanero, cada uno cumpliendo un rol determinado asumido en función de su plan, consistente en conseguir un tratamiento fiscal más favorable al simular que la importación del automotor era para alguien que gozaba de una franquicia. “Aquí estamos frente al caso de una persona (…) que desea ingresar un automóvil que no puede importar pues no satisface los requisitos legales y para superar tal escollo utiliza como cubierta la franquicia de un residente en el extranjero (…), que adquiere por un precio”, se detalló en la resolución.

Por ello, la Justicia procesó a Diego Esteban Guido, Walter Alejandro Bracamonte, Andrea Viviana Fernández y Natalia Paola Manrique al considerarlos probables coautores del delito de contrabando agravado por el número de intervinientes. En tanto, Fernando Rodolfo Acuña está sindicado como partícipe necesario.

Paralelamente, se imputó a Guido y a Acuña por el contrabando relativo a la importación de una camioneta y a Darío y a Javier Cejas por el encubrimiento del delito.

Artículos destacados