Falta la aprobación del directorio del Banco

La Junta Gremial Interna del Banco de Córdoba la semana pasada se puso en duda la venta de la sucursal Tribunales (en calle Arturo M. Bas) del Banco de Córdoba al Poder Judicial. Los sindicalistas esgrimieron que “desde la presidencia del Banco se había negado esa transacción”. Por el contrario, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) aseguró que la compra se efectúa.

La llamativa salida a la cancha de los gremialistas del banco en esta cuestión inmobiliaria fue, solamente, para saber cuál será el destino del Centro de Cómputos que funciona en el edificio de la referida sucursal y, además, qué destino tendrían los dependientes de ese sector del banco.

El tema prontamente fue aclarado por el titular de la Bancaria, Raúl Ferro, quien se reunió con el presidente del Córdoba, Mario Cúneo, quien le aseguró que para la venta sólo restaba la resolución del directorio de la entidad. Asimismo, le comentó que el TSJ había ofrecido por el inmueble, inicialmente, alrededor de 4 millones de pesos, pero que luego, tras algunas consultas, se elevó la oferta a cerca de 8 millones, cifra que conformó más a las autoridades bancarias. En esa misma oportunidad el funcionario le aseguró al gremialista que el Centro de Cómputos no corre peligro y que, por ende, no se trata de una avanzada para desguazar el banco.

Por otra parte, según Ferro, el titular de la institución financiera le confió que la venta era un hecho pues, para mantenerlo bajo su órbita, la entidad debía hacer grandes inversiones en temas como ascensores o escaleras, todo tendiente a darle buenas condiciones de higiene y seguridad.

Mientras tanto, en el TSJ se volvió a afirmar la compra del inmueble. El vocal del Alto cuerpo y encargado de la negociación inmobiliaria, Luis Rubio, aseguró a Comercio y Justicia que se están revisando aquellos papeles que son propios de toda compra-venta de un inmueble y que, como siempre, “sólo se puede hablar de compra cuando está hecha la escritura”. Entre los papeles que, según el magistrado, se están observando, están los que tienen que ver con títulos de propiedad y cuestiones similares.

Asimismo, Rubio no manifestó qué sectores se transladarán a ese edificio, pero se sabe que ello ya estaría determinado por la Administración del Poder Judicial.

Artículos destacados