Falta de claridad hace desestimar planteo contra el Jockey Club

La demandante es profesora de natación y de gimnasia aeróbica. El fallo determinó que efectuó incorrectamente su reclamo de haberes.

Tras advertir la inexistencia de una clara disquisición de lo pretendido en el escrito de demanda, la Sala 5ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba, integrada por Ana María Moreno de Córdoba, eximió al Jockey Club Córdoba de abonar haberes reclamados por una profesora de natación y de gimnasia aeróbica.

La demandante, Yamila Elizabeth Herrera, denunció que existió fraude en su contratación, celebrada mediante la Cooperativa de Trabajo Alianza Limitada. No obstante ello y analizando el reclamo del pago de haberes de mazo y abril de 2008, la magistrada advirtió que “la demanda al respecto no cumple con la carga de afirmación que le es exigible para su correcto trámite y examen de procedencia”.

En esa lógica, se razonó que “ante la falta de explicación clara, el Tribunal ha debido interpretar que la causa de pedir las diferencias se origina en la uniletaral decisión de Jockey Club Argentina de reducir las horas de trabajo de trece a dos semanales. Ello se ha extraído a la transcripción de las comunicaciones telegráficas”.

No obstante, en el fallo se destacó que “esta sola circunstancia condiciona la improcedencia de la demanda”, pues “la propia demandante reconoce que trabajó menos horas que las que normalmente cumplía”.

En consecuencia, la camarista sostuvo que “la legitimidad del actuar de la demandada en todo caso pudo colocar a la actora en situación de reclamar el cumplimiento de la jornada normal o a injuriarse por la negativa de la demandada a su petición como lo alega expresamente en la demanda”, pero ello “no la habilitó a pretender el pago de horas que no trabajó”. Siendo por ello improcedente la acción entablada, concluyó el tribunal.

Artículos destacados