El Jury desestimaría diez pedidos de juicio político

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Córdoba (Jury) trabaja en una docena de expedientes, que podrían culminar próximamente en la desestimación de prácticamente la mitad de los pedidos de juicio político que se encuentran en carpeta en el organismo, algunos desde hace más siete años.
Según anticipó a Comercio y Justicia una fuente cercana al organismo, se trata de unas 10 ó 12 denuncias -de un total de 24- que están acumuladas y desde hace varios meses bajo la lupa del cuerpo, integrado por la vocal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Aída Tarditti, y los legisladores Domingo Carbonetti, Walter Saieg, Miguel Nicolás y Rodrigo Serna.

Entre las acusaciones más conocidas aparecen los pedidos de destitución del juez capitalino Jorge Eduardo Arrambide, del fiscal Rubén Manuel Caro y su par de Villa Carlos Paz, Gustavo Marchetti. De concretarse la totalidad de las desestimaciones proyectadas, el organismo reduciría a la mitad la cantidad de causas en stock y podría avanzar en otras acusaciones resonantes, como el caso del juez Carlos Tale.
De no surgir alguna sorpresa y de continuar la evolución normal, todo hace prever que el Jury cerrará el año sin la apertura de ningún juicio político, a diferencia del año pasado, cuando terminó su actuación con las destituciones de los fiscales de Corral de Bustos, Raúl Moll, y de Huinca Renancó, Juan Manuel Rocco Colazo.

En espera

Por caso, la denuncia contra el juez de la quiebra del Club Talleres, Carlos Tale, data del 16 de abril de 2005.
El magistrado fue acusado por un grupo de simpatizantes de esa institución por mal desempeño, desconocimiento inexcusable del derecho y posible comisión de delitos en la venta de jugadores y el otorgamiento de la concesión provisoria del manejo del club a la gerenciadora Ateliers.
En la mira del Jury también está el caso del fiscal de instrucción Roberto Matheu, denunciado por mal desempeño por el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia (TSJ). Si bien la Cámara de Acusación de Córdoba elevó a juicio oral la causa por supuesto cohecho pasivo y abuso de autoridad, Matheu apeló esa resolución judicial.
Cabe recordar que el fiscal -actualmente de licencia por enfermedad- está sospechado de haber pedido coimas para liberar a dos personas que estaban involucradas en el resonante secuestro de Federico Ariente.

Artículos destacados