El juicio al represor Róvere podrá ser cubierto por la prensa

El Tribunal Oral Federal 5 decidió ayer levantar parcialmente las restricciones a la cobertura periodística en el juicio al represor Jorge Olivera Róvere y autorizó a un reportero gráfico a tomar fotos durante el debate.
La autorización se produjo un día después del escándalo de la primera audiencia, cuando el fotógrafo Leonardo Zavattaro fue desalojado de la sala antes del ingreso del acusado.

La actitud de los jueces Daniel Obligado, Guillermo Godoy Guillermo Frías chocó contra la recomendación de la Corte Suprema de Justicia, que en su Acordada 29, de octubre del 2008, estableció criterios para dar transparencia y publicidad a los juicios orales permitiendo televisarlos y tomar fotografías.
Ayer, también el canal 7 de televisión retiró su equipo del recinto donde debía tomar imágenes para transmitir y cederla a otros medios, luego de que el tribunal le restringiera la autorización a los tres minutos iniciales.

El episodio fue denunciado ante la Corte Suprema de Justicia mediante diversas presentaciones, entre ellas, la de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, que acusó al TOF 5 de montar una parodia.
La decisión fue adoptada en la segunda audiencia del juicio en que el ex subjefe del Primer Cuerpo de Ejército durante 1976, acusado de 120 secuestros y cuatro homicidios, se negó a declarar ante el tribunal.

Previamente, el abogado de Olivera Róvere, el ex juez durante la dictadura Norberto Giletta, planteó la nulidad del juicio aduciendo la prescripción de los delitos imputados al ex militar y el doble juzgamiento.
Cabe recordar que el juicio a Róvere es un segmento de la megacausa del Primer Cuerpo de Ejército iniciada en 1986.

Artículos destacados