El juez Silvestre decretó la quiebra de la financiera CBI

POLÉMICA. El escándalo por la financiera CBI tuvo un correlato en la sindicatura de la quiebra.

El juez Civil y Comercial de 7ª Nominación, Saúl Silvestre, declaró la quiebra de la financiera CBI Cordubensis y ordenó la incautación de sus bienes.

CBI era presidida por Eduardo Rodrigo, quien está acusado del delito de asociación ilícita, estafa e intermediación financiera ilegal.

El pedido de quiebra había sido presentado por un ahorrista, quien había depositado alrededor de 100 mil pesos, patrocinado por el abogado penalista Carlos Nayi.
Esta resolución judicial permitiría a más de un centenar de clientes recuperar parte de sus ahorros depositados en los locales que tenía la firma en calle Rivadavia y el Dinosaurio Mall desde 2008 a esta parte.

El caso CBI estalló a mediados de febrero pasado, poco después de conocerse la muerte de su vicepresidente, Jorge Suau, hallado sin vida en confusas circunstancias dentro de su camioneta en un camino próximo a Alta Gracia. Además de la causa madre, en la que fue imputada una decena de personas, la Justicia abrió otras investigaciones conexas relacionadas con mesas de dinero (más información, en “Servicios”, pág. 1B).

Artículos destacados