El juez Pedro Hooft fue absuelto

Se le enrostraba participación en crímenes de la última dictadura. Los abogados y diputados que lo desvincularon estimaron que no hubo delito de lesa humanidad y que el caso estaba prescripto.

Por falta de pruebas, el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados de la Provincia de Buenos Aires absolvió al juez de Mar del Plata Pedro Hooft, sometido a proceso por su actuación en la investigación por la desaparición de abogados marplatenses en la “Noche de las corbatas”, en julio de 1977. Los letrados y diputados que lo desvincularon del caso estimaron que no hubo delito de lesa humanidad.

El juez marplatense comenzó a ser juzgado este 17 de marzo, en La Plata. La acusación se basó en documentos sobre los presuntos incumplimientos funcionales de Hooft, como archivos de hábeas corpus y cierre de causas penales por secuestros sin citar a los testigos.

La querella solicitó que fuera destituido al considerar que fue “funcional a la dictadura”.
Por su parte, la defensa, a cargo del abogado Héctor Granillo Fernández, alegó que todas las acusaciones sobre su asistido no fueron fundamentadas.

La causa contra Hooft comenzó en 2006, cuando fue denunciado por el entonces secretario de Derechos Humanos de la Nación, el fallecido Eduardo Luis Duhalde.

Granillo Fernández siempre sostuvo que se trataba de una “causa armada”, con imputaciones inconsistentes.

Fiscal
El ex fiscal del Juicio a las Juntas Militares, Julio Strassera, declaró a fines de marzo en el juicio político y dijo que gracias a datos aportados por Hooft se logró condenar a Emilio Massera.

Luego del debate, insistió en que el caso contra el magistrado era “inventado” y aseguró que durante el juicio a las Juntas Militares él y sus colaboradores vieron que Hooft “sobresalía” entre otros magistrados provinciales por su impulso a las causas de lesa humanidad y que “en ese momento era el único que tenía los atributos masculinos que debe tener un juez Penal”. El tribunal, presidido por el ministro de la Suprema Corte bonaerense Juan Carlos Hitters, absolvió al magistrado por ocho votos contra dos y ordenó que vuelva al Juzgado Correccional Número 4 de Mar del Plata, de donde fue suspendido hace 10 meses.

En diciembre, Hooft presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una denuncia contra el Estado nacional, varios miembros del Ministerio Público y el juez de la causa, por violación de garantías judiciales.

Artículos destacados