El 12% de jóvenes presos tiene menos de 16 años

A pesar de que la delincuencia infantil es una problemática que afecta a nuestro país desde larga data, Argentina continúa sin sancionar una ley penal de responsabilidad juvenil, que permita brindar las garantías procesales y penales a todos aquellos menores de 18 años que cometen delitos.
Actualmente, los adolescentes de 14 a 16 años son considerados “inimputables” por el decreto-ley 22278 de 1980, pero por el artículo primero de la norma, los jueces están habilitados a internarlos para su protección “moral y material”. Bajo esa premisa permanecen detenidos en Argentina numerosos jóvenes que no fueron sometidos a debido proceso. Córdoba no está exenta de esa situación.

Según los últimos datos oficiales a los que accedió Comercio y Justicia, en nuestra provincia hay unos 4.000 niños, niñas y adolescentes institucionalizados, ya sea por razones asistenciales o por cuestiones de índole penal. De ese total, el 10% tienen conflictos con la ley penal, mientras que el 90% restante enfrenta situaciones de riesgo social (desamparo, pobreza, maltrato).

Si bien los números son variables, hasta mediados de abril del corriente año, en Córdoba capital había 399 jóvenes presos. En marzo ingresaron al Centro de Admisión, Evaluación y Derivación (CAED) de esta ciudad, 180 menores, de los cuales 126 tenían entre 16 y 17 años. La mayoría de ellos -un 77 %- fue detenido por delitos cometidos contra la propiedad. Es importante destacar que un 12 % de los adolescentes alojados en los institutos correccionales de Córdoba tienen menos de 16 años. La cifra es significativa si se tiene en cuenta que estos jóvenes no son punibles. Todos ellos fueron derivados al instituto San Jorge, que siempre está al borde de su capacidad.

Pobreza

A nivel nacional, los últimos datos oficiales que se conocen datan de fines de 2005 y corresponden a un informe “que realizó la Secretaría de Derechos Humanos con Unicef Argentina. De acuerdo a ese relevamiento, Argentina tenía a esa fecha 19.579 niños, niñas y adolescentes privados de la libertad, cifra que convertía al país en los índices de reclusión más alto de niños del continente.
En Córdoba, según los datos brindados a este diario por la Secretaría de la Mujer, Niñez, Adolescencia y Familia, en toda la provincia hay 651 menores en condiciones de vulnerabilidad social institucionalizados. De este total, 243 residen en Capital, mientras que 409 viven en el interior provincial. El número se amplía considerablemente cuando se agrega la cantidad de niños y adolescentes que permanecen en los 62 hogares que son subvencionados por el Estado provincial (OGAS). Allí se estima que hay al menos 3.000 menores alojados.

La Corte Suprema aún no resolvió

En marzo la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) dejó en suspenso un fallo de la Cámara Nacional de Casación Penal, que declaraba inconstitucional la detención de menores de 16 años

Artículos destacados