Duplicaron reparación por contagio de HIV en una transfusión

El joven damnificado falleció en 1998 y su familia recibirá casi 600 mil pesos. El caso ocurrió en el Hospital Naval de Buenos Aires.

La Sala II de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal confirmó una sentencia que ordenó indemnizar a la familia de un joven que se contagió HIV en una transfusión realizada en el Hospital Naval, duplicando su monto. El caso se dio en 1995 y el afectado falleció tres años después.

El nosocomio, la Dirección de Bienestar de la Armada, el Estado Mayor General de la Armada y el jefe del Departamento de Oncología y Hematología fueron condenados en primera instancia a abonar 250 mil pesos en concepto de daño moral, ya que el a quo no admitió el patrimonial.

Deber tácito
La resolución fue apelada y la Alzada valoró que quedó acreditado que se dieron graves incumplimientos en el testeo de la sangre, recordando que clínicas y hospitales asumen frente al paciente el deber tácito de seguridad, resaltando que esa obligación les impedía a los demandados invocar su falta de culpa.

En referencia al jefe del Departamento de Oncología y Hematología, la Cámara señaló que el profesional no podía desentenderse de la responsabilidad que se le atribuía en su calidad de jefe del sector donde se realizó la transfusión, ya que al asumir el cargo se comprometió a velar por el correcto funcionamiento del Banco de Sangre.

En cuanto a la indemnización, se indicó que el juez de primera instancia no comprendió cabalmente la índole del reclamo pues, conforme al estado del joven -y a tenor de su pretensión- no le era exigible demostración alguna acerca de su actividad laboral o rentable, ya que peticionó que se lo indemnizara por la pérdida de la chance de ejercer la profesión en la que se graduó. Así, el tribunal condenó a las codemandadas a abonar 564 mil pesos.

Artículos destacados