Drogas: aplican prisión efectiva por tenencia

El juez estimó que fue legal el procedimiento de detención del imputado, el cual se concretó ante la mera sospecha del uniformado que intervino. Luego, le secuestró 83 gramos de cocaina.

El juez Emir Caputo Tártara, a cargo del Tribunal en lo Criminal 4 de La Plata, avaló el procedimiento de detención de un imputado, el cual se concretó ante la sospecha del uniformado interviniente, y le aplicó la pena de un año y tres meses de prisión de cumplimiento efectivo por tenencia simple de estupefacientes.

En la causa, el procesado fue demorado luego de que un policía estimó que su actitud era “sospechosa”, ya que se movilizaba en su auto (“importado y viejo”, en sus palabras), a baja velocidad, mirando los números de las casas y con un celular en la mano.

Luego de la aprehensión, el agente constató que el detenido tenía 83 gramos de cocaína en su poder.

P.V. fue enjuiciado y condenado a tres años de prisión por tenencia simple de drogas, la figura más cuestionada de la Ley de Estupefacientes, declarada inconstitucional en el fallo “Arriola”, dictado por la Corte Suprema de Justicia. Caputo consideró que el procedimiento policial instrumentado fue legal y que se salvaguardaron los derechos constitucionales del imputado.

Por su parte, sin éxito, la defensa alegó que el procedimiento policial instrumentado era nulo, ya que violentó garantías constitucionales.

En tal sentido, sostuvo que las circunstancias que lo originaron no justificaban la limitación de la libertad de su asistido.

Al respecto, señaló que no se configuraron verdaderos motivos de sospecha y que se violentó el artículo 18 de la Carta Magna y la normativa internacional con rango constitucional.

Además, el abogado enfatizó que la actuación policial fue arbitraria y abusiva. En esa línea destacó, con cita de doctrina y jurisprudencia, que no existió sospecha razonable, causa probable ni razones urgentes para interceptar a su defendido y resaltó que el resultado positivo del procedimiento no podía justificar la detención.

A su turno, el fiscal pidió que se condenara al acusado por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, pero el juez, luego de analizar las conclusiones de los expertos y en atención a la reducida cantidad de cocaina secuestrada, aplicó la figura de la tenencia simple.

Artículos destacados