Diputada uruguaya aseguró que célula de Hezbollah asesinó a Nisman

Según surge de una investigación paralela que llevan a cabo las legisladoras Graciela Bianchi y Graciela Ocaña, dirigentes de la organización terroristas asentados en Argentina operaban en la Triple Frontera, pero a finales de 2015 se trasladaron al país vecino

La diputada uruguaya Graciela Bianchi aseguró que «hay datos concretos” que certifican que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado por una célula de la organización terrorista Hezbollah. Además, en declaraciones a Infobae, sostuvo que el grupo opera actualmente en Uruguay.
Según surge de una investigación paralela que lleva a cabo junto a la legisladora Graciela Ocaña, dirigentes de Hezbollah asentados en Argentina operaban en la Triple Frontera, pero a finales de 2015 se trasladaron a Uruguay. «Tenemos las direcciones y es información clasificada que nos dio la embajada de Estados Unidos”, señaló Bianchi.
En tanto, dijo: «Hay datos concretos de que el asesinato de Nisman se organizó en Uruguay»; criticó las fallas de las pesquisas en su país y vinculó al Frente Amplio con los gobiernos de Irán y Venezuela. En el marco de la causa por la muerte del fiscal que denunció a la entonces presidente Cristina Fernández de Kirchner, en enero de 2015, por el presunto encubrimiento de ex funcionarios iraníes vinculados al atentado a la AMIA, el fiscal Eduardo Taiano analiza un entrecruzamiento telefónico y un peritaje informático.
Para el agente, para el juez Julián Ercolini y para la Cámara Federal, a Nisman lo mataron por la denuncia de la firma del denominado Pacto con Irán, luego de que el perito informático Diego Lagomarsino facilitara el arma y de que los custodios del fiscal encubrieran el accionar de los autores, antes y después del homicidio.
Las llamadas bajo estudio vinculan a unos 370 teléfonos de personal de inteligencia, funcionarios del gobierno de Fernández de Kirchner y de fuerzas de seguridad federales. El período de interés para la Justicia incluye días posteriores al asesinato.

Para el fiscal Eduardo Taiano, para el juez Julián Ercolini y para la Cámara Federal, a Nisman lo mataron por la denuncia de la firma del denominado Pacto con Irán, luego de que el informático Diego Lagomarsino facilitara el arma, y gracias a la complicidad de los custodios del agente.

El 1 de junio, un tribunal convalidó la tesis de que el fiscal de la UFI AMIA fue asesinado en su departamento de Puerto Madero a causa de la denuncia que había presentado en tribunales cuatro días antes de que apareciera muerto), que estaba a punto de explicar ante la cámara de Diputados.

Artículos destacados