Desvincularon a Ateliers SA de la quiebra de Talleres

Mediante sentencia fechada el día 7 del mes en curso, el juez Carlos Tale (13ª Nominación en lo Civil y Comercial) resolvió no prorrogar el contrato de concesión de explotación de los activos del fallido Club Atlético Talleres, suscripto en diciembre de 2005 entre el órgano fiduciario del fideicomiso de administración de aquéllos y la firma Ateliers SA.
El magistrado declaró que el aludido convenio cesó su vigencia a la medianoche del 20 de junio de este año y estableció como obligación del órgano fiduciario analizar los actos cumplidos con posterioridad por la ex concesionaria, por las consecuencias legales derivadas de esa circunstancia.
Paralelamente, Tale aprobó la gestión llevada a cabo por el órgano desde el 28 de diciembre de 2004 y dispuso la continuidad de la administración fiduciaria por un plazo de tres años, contados a partir del día 21 de junio del corriente, sin perjuicio de las facultades del tribunal y de las disposiciones de la ley 25248.

Entrega de activos

En tanto, el sentenciante ordenó que, sin más trámite, las personas ligadas a la ex concesionaria desocuparan la sede de la entidad deportiva ubicada en el centro, como así también los imuebles que le fueron entregados en tenencia con motivo del contrato fenecido.
Tale también dispuso, con idéntica perentoriedad, que la empresa restituya al órgano fiduciario del fideicomiso de administración los activos del club deudor, bajo inventario.
Según las instrucciones consignadas por el juez en la sentencia, el procedimiento se llevará a cabo con la presencia de un oficial de Justicia. El funcionario o, en su caso, el órgano fiduciario, estrán facultados para requerir el auxilio de la fuerza pública para asegurar el efectivo cumplimiento de la medida.

Tarea fundamental

Ante la emergencia, el magistrado impuso como tarea fundamental del órgano fiduciario la búsqueda de fuentes de financiamento que permitan la continuidad inmediata de la gestión deportiva de la institución en quiebra.
Para ello, en el fallo el juez de la quiebra estableció que aquél deberá procurar indagar en distintos medios la posibilidad de “hilvanar algún vínculo contractual con quien esté dispuesto a aceptar las condiciones que, mínimamente, lleven a la gestión fiduciaria al reencauzamiento del iter con el que sea factible cumplir las exigencias legales, como así tambíen, de haberlas, proponer alternativas en función de los datos recabados durante la gestión, o que se recaben, hayan mediado o no presentaciones judiciales”.

AHUMADA

En agosto, la Cámara 3ª Civil y Comercial rechazó la apelación presentada por Ateliers SA para prolongar su gerenciamiento en Talleres.

En esa oportunidad, el tribunal consideró que la gerenciadora que maneja Carlos Ahumada no cumplió con las responsabilidades que asumió.

A futuro, los fiduciarios que manejarán el Club Atlético Tall

Artículos destacados