Destituyeron a Moll, el fiscal de Corral de Bustos

El fiscal de Instrucción de Corral de Bustos, Raúl Moll, fue destituido ayer por mal desempeño en la función pública. La decisión fue tomada por unanimidad por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial (jury) que, además, rechazó las nulidades planteadas por la defensa, a cargo del abogado Alejandro Zeverín, y pidió al Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados que analice el abandono de la defensa que éste hizo en el curso de la audiencia.
Moll, quien durante el uso de la última palabra insistió en que él no debía estar siendo juzgado y en que estaba padeciendo una incapacidad psíquica que no le había permitido defenderse, no estuvo presente durante la lectura de la sentencia y desconoció la presidencia del Jury, a cargo de la vocal del Tribunal Superior (TSJ), María Esther Cafure de Battistelli. Antes, Zeverín había intentado intervenir ante el tribunal, pero su solicitud fue negada al entenderse que ya había concluido la instancia de debate. Ante esta decisión, el letrado se retiró del recinto, lo que fue tomado como abandono de la defensa y ocasionó un cuarto intermedio para buscar un defensor de oficio, que nunca actuó, ya que el letrado en rebeldía regresó tras ese lapso.

Para el Jury quedó demostrado, “con hechos precisos, concretos, graves e inequívocos, la falta de la debida diligencia” del acusado. Entre las causales de mal desempeño se señalaron la delegación total de la resolución de causas complejas a sus empleados sin impartir instrucciones, el incumplimiento de normas para causas prioritarias, la incomunicación con la policía y la limitada jornada laboral (según testimonios, concurría de 8 a 13 a su despacho).
Cabe recordar que Moll se desempeñaba como fiscal cuando se produjo la pueblada de Corral de Bustos, el 8 de diciembre de 2006, que terminó con el incendio de los tribunales.
El Jury, integrado por los legisladores oficialistas Walter Saieg y Domingo Carbonetti, los opositores Rodrigo Serna (Frente Cívico) y Miguel Nicolás (UCR), y Cafure de Battistelli, también hizo referencia a tres casos, entre ellos el de Ariana Sabache, la niña violada y asesinada que motivó la referida pueblada. “Los casos Sosa, Sabache y la denuncia de Bartolacci muestran el sentimiento de las víctimas frente a la negligencia de Moll, congruente con la valoración que efectúa el Colegio de Abogados de Marcos Juárez”, agregó el Jury.
Además, el jurado subrayó entre las conductas reprochables un viaje a Brasil “en momentos en que su personal intentaba recomponer -a partir de las cenizas- la sede judicial de Corral de Bustos”.

Finalmente, reprochó a Moll que “su declamada incapacidad física y síquica progresiva que lo colocaba en situación de inimputabilidad, no le impidió presentarse para optar por el cargo de fiscal federal de Villa María”, y se agregó que “eligió nuevamente la conducta más fácil, alejarse de la función, lograr una jubilación provisoria por 66% de incapacidad laboral, que es el límite inferior y, a partir de allí, tratar de conservar un cargo que nunca honró”.
Por su parte, la defensa de Moll reprochó la sentencia y sostuvo que no tiene resultado práctico “porque se destituyó de un cargo que el enjuiciado no tenía y se lo inhibi&oacu

Artículos destacados