Después de la feria inauguran la nueva sede de tribunales en Corral de Bustos

El inmueble fue alquilado por el Tribunal Superior de Justicia. Funcionará a 50 metros del viejo edificio, que fue quemado en 2006. Se espera que para 2012 terminen las obras donde se enclavará la sede definitiva

A tres años y medio de la quema de los tribunales de Corral de Bustos, finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) terminó con las gestiones para que esta ciudad vuelva a tener sede propia.

En rigor, se trata de una solución provisoria, puesto que el edificio donde funcionarán estos tribunales fue alquilado por el Alto Cuerpo hasta tanto culmine la construcción de lo que será más adelante el verdadero tribunal de la zona.

Según pudo conocer Comercio y Justicia, el juzgado se reinaugurará después de la feria judicial de invierno en un inmueble ubicado a sólo 50 metros del anterior que, como se recordará, fue quemado durante la pueblada ocurrida en diciembre de 2006. En ese lugar funcionaba el club Corralense y está ubicado frente a la plaza central de la ciudad. El alquiler fue acordado por el TSJ tras un llamado a licitación, y por el inmueble se acordó el pago de $ 3.500 por mes.

La reinauguración de esta sede ha sido largamente esperada por  los operadores de justicia -abogados y empleados judiciales- y por la sociedad corralense en general, puesto que desde los incidentes referidos, ciudadanos debían recorrer 60 kilómetros hasta Marcos Juárez para realizar cualquier trámite de índole judicial, por cuanto, desde la mencionada pueblada, el tribunal corralense fue trasladado a la sede departamental.

En la ex comisaría

El alquiler del inmueble del ex club Corralense regirá hasta 2012. Para esa fecha el TSJ pretende tener concluida la construcción de lo que será el verdadero y defenitivo edificio tribunalicio del lugar. Esta propiedad ya fue adquirida por el Poder Judicial y está enclavada en el mismo espacio donde antes funcionaba la comisaría. La obra ya comenzó y se espera que la refuncionalización del lugar no se extienda más allá de dos años.

Dilación
Pese al tiempo transcurrido desde  el furioso ataque e incendio a la sede judicial, todavía no se concretó el juicio oral y público contra las 31 personas que están imputadas en el caso.

Todo estaba listo para que el debate  comenzara en octubre del año pasado, pero los planteos de los abogados defensores hicieron que la audiencia se diera por terminada y todo quedara en suspenso. En la mayoría de los casos, se pidió la suspensión del juicio a prueba. Los pedidos quedaron en manos de la Cámara en lo Criminal de Bell Ville -presidida por Gustavo Garzón, junto a los vocales Teresita Nadal de Miguel y Ricardo Bonini- y llegarán hasta el mismo Tribunal Superior de Justicia de Córdoba.

Una vez que comience el proceso oral, se tratará de determinar qué ocurrió aquel 4 de diciembre de 2006, cuando una marcha reclamando justicia por el abuso y muerte de una niña de tres años terminó con el incendio y destrucción del edificio.

El Colegio de Abogados de Marcos Juárez (que incluye Corral de Bustos) -entidad que se constituyó como querellante particular en la causa- espera que en el juicio se determine si la reacción de los manifestantes fue el correlato de la indignación por el alevoso asesinato de Ariana Zabache (caso que contaba con precedentes de violencia familiar y un reclamo por la inacción judicial) o si había, además, intereses de otra índole que motivaron la quema «intencional» de expedientes aprovechando el dolor popular.

Los cargos para los imputados van desde incendio doblemente calificado y lesiones leves en riña, hasta fabricación y tenencia de bombas o materiales capaces de causar estragos.

Cabe recordar que la Provincia, como gran damnificada, no inició acción civil.

Artículos destacados