“Debemos entrometernos en la confección de políticas públicas”

Dijo que ello será prioridad de la gestión. Se mostró a favor del fallo de la Corte sobre
preventivas aunque opinó que será necesario esperar a que “cambie el paradigma”.

La Casa de Trejo fue la sede elegida para que el presidente del Colegio de Abogados de Marcos Juárez, Luis Quassolo, asuma su segundo mandato a cargo de la Federación de Colegios de Abogados de la Provincia de Córdoba. Contento y acompañado por una nutrida asistencia de abogados y amigos, Quassolo dialogó en exclusiva con Comercio y Justicia tras el acto de asunción.

–Comienza un nuevo período como presidente de la FACA ¿con qué expectativas lo hace?
–Con renovadas expectativas, con el acompañamiento de muchos jóvenes que insistieron para que volviera a ser presidente. Ocupar la presidencia de la Federación de Abogados es un halago, sobre todo en este momento que nos encuentra a todos los colegios trabajando unidos, en pie de igualdad después de tantos años de separación.

–¿Qué pretende priorizar en este segundo mandato de gestión?
–Lo primero que nos proponemos es entrometernos en la confección de políticas públicas en cuestiones que estén vinculadas con la profesión porque la abogacía no lo ha hecho y es necesario que nos involucremos, Tenemos que ser capaces de diagnosticar los problemas, participar del mejoramiento del servicio de justicia. Para ello, hay que trabajar en agilizar los códigos de procedimientos, buscar todos los mecanismos que nos sirvan para evitar la judicialización de los conflictos y también traer los institutos que hoy están funcionando en otros lugares para adecuarlos a la situación de Córdoba.

–¿La excesiva judicialización sigue siendo el principal problema a enfrentar?
–Sin dudas. Las causas se abarrotan en los tribunales, el abogado debe esperar mucho tiempo para lograr sus fines y la sociedad demanda soluciones.

–Sin embargo, hay jueces y funcionarios judiciales que dicen que los abogados son los principales responsables de esta judicialización.
–Cuando asumí dije que hay que cambiar el paradigma de que el abogado es un auxiliar de la justicia; el doctor Carlos García Allocco lo dijo al asumir su conducción y así hemos sido tratados –como uno más del Poder Judicial–. Creo que esto no es una división de magistrados y abogados, todos tenemos que tratar de mejorar el servicio de justicia, no puede haber quintas separadas, porque todos nos debemos a lo mismo, a la sociedad, al justiciable.

–¿Qué evaluación hace de la mesa en la que intervinieron para destrabar el conflicto entre el TSJ y los empleados judiciales?
–Nosotros pedíamos participar, no como mediadores sino participar en la mesa para generar un espacio de diálogo, para ayudar a las partes a que se escucharan y se entendieran y estamos contentos porque eso se logró, no hubo rompimiento de la relación como había sido antes. Hoy vemos que más allá de que el gremio no logró el coeficiente que quería, después de esas negociaciones el Tribunal Superior por acordada dispuso el enganche de las remuneraciones que era una vieja pelea del gremio, no será el importe que ellos querían pero se abrió la puerta para eso y creemos que hay que seguir trabajando de esa forma. Nosotros estamos contentos porque logramos que se escucharan y se trabajó mucho.

–¿Qué opinión le merece el último fallo de la Corte, que modifica el criterio del TSJ sobre las prisiones preventivas?
–Estoy de acuerdo, nosotros habíamos participado como amicus curiae en los casos de los abogados detenidos por la denominada causa de las ART. Estamos convencidos de que hay que seguir el fallo de la Corte, el principio de inocencia está en la Constitución y hay que respetarlo y los fiscales y jueces al momento de dictar la prisión preventiva o la excarcelación de una persona deberán estudiar los requisitos que dispone el fallo de la Corte y actuar en consecuencia.

–Pero ¿está conforme con los resultados? ¿Cree que se está acogiendo ese criterio de la Corte atento a las últimas cifras que difundió el TSJ sobre las cifras de excarcelaciones dictadas en este último mes?
–Creo que hay que esperar un poco más, hay toda una tradición de las sentencias que venía sosteniendo el Tribunal Superior y cambiar los paradigmas no es fácil. Sin dudas, está en la tarea –tanto de los abogados defensores como de los jueces de control– analizar caso por caso y actuar en consecuencia. Sin embargo, repito, a un mes y medio, después de tantos años de mantener el mismo criterio no es fácil cambiar.

Artículos destacados